Sega también reclama las ganancias en los vídeos de YouTube

Sega también reclama las ganancias en los vídeos de YouTube.

Las compañías de videojuegos japonesas parece que están dispuestas a ponerles las cosas difíciles a los youtubers.

Primero fue Nintendo, y ahora es Sega la que ha comenzado a reclamar derechos publicitarios a los usuarios que usan contenido de sus juegos en sus vídeos de YouTube. Sin embargo, la decisión de Sega es menos comprensible, dada su delicada situación económica. Además no comparte las ganancias como Nintendo sino que, al menos de momento, las elimina. No parece una buena idea poner a los youtubers y a los fans en su contra, cuando más los necesita.

Tal como te informamos hace unos días, Nintendo ha puesto en marcha el programa Nintendo Creators Program con la intención de que los usuarios que suben vídeos a YouTube con contenido de Nintendo, compartan los ingresos publicitarios con ellos. Si te acojes a este programa recibirás el 70% de los ingresos por vídeos individuales, y el 60% si tienes un canal dedicado a Nintendo. Si no te acojes... te arriesgas a que una reclamación elimine todo ingreso por publicidad.

La medida ha recibido críticas de youtubers ilustres como PewDiePie, que argumentan que ellos hacen todo el trabajo de edición de los vídeos y que las visitas a dichos vídeos ya es publicidad para Nintendo, así que no les parece justo que encima tengan que compartir las ganancias publicitarias.

Las críticas han arreciado cuando Nintendo ha aclarado que hay juegos como Super Smash Bros o Animal Crossing que no entran en ese Programa de Creadores, y que todos aquellos que tengan un canal de YouTube dedicado a Nintendo y se apunten al Programa, no podrán subir vídeos a ese canal que no sean de Nintendo.

Los Mejores juegos de Nintendo Wii-U para 2014

Sega por, su parte, ha ido un paso más allá. Al parecer, una compañía japonesa llamada elicense ha comenzado a reclamar los vídeos que tienen contenido de la compañía, principalmente aquellos que usan música de Sonic y Outrun, incluso aunque sólo sea cinco segundos en todo el vídeo:

El problema es que, con este tipo de reclamaciones, YouTube corta automáticamente todos los ingresos por publicidad.

Sega América y Europa han contestado que ellos no actúan sobre los vídeos en YouTube, así que todo apunta a que es una medida unilateral de Sega Japón. Quizá, como un primer paso antes de instaurar un programa de ganancias similar al de Nintendo.

Pero, tal como hemos comentado, en un momento de penurías económicas para Sega, en donde se plantea reducir al mínimo su presencia en el mercado de consolas y centrarse en el PC y en los móviles, no parece muy sensato poner en su contra a sus fans.

[Fuente: TSSZ]