UE obliga a Google a borrar tus datos si se lo pides

La Unión Europea obliga a Google a garantizar el Derecho al Olvido de los usuarios, borrando sus datos personales si se lo piden.

Los defensores de la privacidad y el Derecho al Olvido en Internet han obtenido una importante victoria esta mañana, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Hasta ahora, cuando un usuario le pedía a Google que borrase un dato personal de su buscador, Google argumentaba que es sólo una herramienta, sin ninguna responsabilidad sobre la información que indexa, y por tanto si quieres borrar algo, debes acudir a la web que lo publica.

Sin embargo, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que se ha hecho pública hoy, considera que Google es tan responsable de la información que maneja, como quien la publica. Y por tanto está obligada a cumplir el Derecho al Olvido que poseen los ciudadanos de la Unión Europea.

A partir de ahora, cualquier usuario de la UE puede a pedirle a Google que borre datos privados en su buscador, para que no aparezcan en las búsquedas. Bajo ciertas condiciones, claro...

Esta victoria de los defensores de la privacidad online se originó con la denuncia del ciudadano español Mario Costeja, que observó que al buscar información sobre su persona en Google, aparecían dos anuncios de un embargo de inmuebles que había realizado la Seguridad Social sobre su persona. El embargo ya estaba solucionado, y consideraba que era una información privada que ya no tenía relevancia. Sin embargo, Google aludió que sólo era una herramienta, y que si no quería aparecer en el buscador, que reclamase a la web que alojaba los anuncios.

Mario Costeja lo denunció a la Sociedad Española de Protección de Datos, y ésta al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que hoy ha aprobado la sentencia.

Google bloquea el portal de Torrents Demonoid por malware

Se trata de un importante cambio de opinión de la UE a este respecto, pues en anteriores juicios consideraba a los buscadores como una herramienta neutral, y remitía a la web que aloja la información.

Ahora un usuario puede pedirle a Google que sus datos no aparezcan en el buscador. Sin embargo, hay ciertas reglas. Para que el borrado se produzca, la información no debe ser de interés público, ni relevante.

Si los datos son de interés general, o refieren a la actualidad, Google no está obligada a borrarlos.

Si no estás de acuerdo con su decisión, puedes cursar una denuncia en los tribunales ordinarios, pero el juicio podría llevar años.

Por supuesto, esta sentencia no se aplica sólo a Google, sino también a cualquier buscador, portal o red social que manipule información de terceros.

[Fuente: Reuters]