9 consejos científicos para una higiene personal perfecta

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Imagen: Shutterstock

¿Cuántas veces hay que ducharse cada día? Según la creencia popular, es necesaria una ducha diaria, aunque la ciencia puede estar en desacuerdo con esa afirmación. Entre la lista de consejos sobre higiene personal con base científica que hemos elaborado, la frecuencia con la que debes pasar por el baño es uno de ellos.

Hay otros, como por ejemplo cuántas veces hay que lavarse los dientes cada día. Muchas de las cosas que damos por hechas están totalmente equivocadas. La ciencia desmiente algunos mitos, en esta ocasión en cuanto a limpieza. Muchos de sus consejos pueden parecer antihigiénicos para los estándares modernos, pero no lo son.

Una ducha cada dos o tres días

Como publicamos hace unas semanas, un estudio ha demostrado que las duchas demasiado frecuentes dañan la capa oleica de la piel. Por lo tanto, lo verdaderamente recomendable es ducharse una vez cada dos o tres días.

No obstante, este consejos de higiene depende de tu estilo de vida. Si por ejemplo haces deporte a diario, es inviable arrastrar el desagradable olor durante mucho tiempo, además de antihigiénico.

Según la ciencia, estas son las veces que hay que ducharse. Otra cosa es que estemos o no acostumbrados al olor natural de los cuerpos humanos cuando no se duchan diariamente. ¿Estamos dispuestos a soportarlo? Seguramente no.

Instala una ducha LED y haz más amena tu higiene personal

¿Lavarse el pelo? No diariamente

No es necesario lavarse el pelo diariamente, y en eso está en lo cierto casi todo el mundo. Sin embargo, la certeza esta afirmación varía dependiendo del tipo de piel que tengas. Si eres de piel grasa, debes hacerlo más a menudo.

Por su parte, las personas que tengan piel seca o normal pueden limitarse a lavarse el pelo con champú una o dos veces por semana. Pueden permitírselo ya que su piel genera menos residuos.

Cada cuánto tiempo cortarse las uñas

Este consejo sobre higiene personal no es aplicable a todas las personas, ya que no a todo el mundo le gusta llevar las uñas demasiado cortas o demasiado largas. Sin embargo, está claro que por higiene, es recomendable cortárselas de forma más o menos frecuente. Tener las uñas muy largas durante mucho tiempo puede hacer que la suciedad se incruste y dé lugar a infecciones, aunque cepillarlas podría ser una buena solución.

Además, el ritmo de crecimiento de las uñas depende de la persona. Lo normal es que sea necesario cortarlas cada dos o tres semanas, aunque hay quien prefiere hacerlo más a menudo. El verdadero consejo científico no tiene mucho que ver con la higiene, sino con la comodidad, y es que cortar las uñas dejando los tan temidos “picos” afilados puede provocar dolores y sangrados.

Set de manicura y pedicura personal Beurer

El desodorante, antes de dormir

Los desodorantes antitranspirantes se han popularizado en los últimos años, aunque algunos no se hayan enterado. Su duración depende del tipo y marca, pero normalmente suele situarse en torno a 24 horas, lo suficiente para no tener que preocuparte si una mañana se te olvida usarlo.

Científicamente, está demostrado que el mejor momento del día para usar el desodorante es la noche, justo antes de ir a dormir. Es el momento en el que a los productos químicos les da tiempo a filtrarse bajo la piel, impidiendo la sudoración durante la noche y por la mañana.

El desodorante es absorbido por la piel, así que no hace falta usarlo si te duchas más de una vez al día.

Para las gafas, agua y jabón

Limpiar las gafas a menudo es necesario, y no es algo que necesite base científica alguna. Simplemente las lentes pueden acumular suciedad suficiente para que no veas prácticamente nada. No esperes a que esto ocurre y hazlo antes.

El dilema en cuanto a la limpieza de las gafas siempre es ¿con qué debes lavarlas? La ciencia responde: con casi cualquier cosa, excepto con una camiseta o un trapo. El tejido puede arañar el cristal, empeorando tu visión a corto y largo plazo.

Lo mejor es que, si no quieres recurrir a las toallitas especiales para limpiar gafas, lo hagas con agua y jabón. Se trata de frotar y enjuagar, proceso tras el cual deberás dejarlas secar al aire libre o hacerlo con un trozo de papel.

Pack de 5 unidades de toallitas de microfibra, ideales para limpias tus gafas de vista y de sol

Cuatro minutos de cepillado al día

Está claro que, desde el punto de vista de la ciencia, el consejo de higiene bucal es el que sigue: hay que cepillarse los dientes dos veces al día durante dos minutos en cada ocasión. Además, uno de los cepillados debe ser por la noche antes de ir a dormir. Al salivar menos, la noche es el período perfecto para generar caries en los dientes.

Muchas personas dan tanto énfasis al cepillado que acaban dañando sus propios dientes. Dos minutos de cepillado suave son suficientes, sin necesidad de someter a tus encías a más tortura.

Otro consejo útil es no enjuagarse la boca con agua justo después de cepillarse los dientes, pues elimina el flúor que contiene la pasta de dientes, reduciendo así su efecto.

Oral-B Vitality Cross Action, el cepillo de dientes eléctrico más vendido en Amazon España

El enjuague bucal, nunca después de cepillarse los dientes

Este es uno de los casos en los que las creencias populares chocan de frente con los consejos científicos sobre higiene. Prácticamente todo el mundo usa el enjuague bucal después de cepillarse los dientes, algo que está terminantemente prohibido.

Lo recomendable es hacerlo de forma independiente al cepillado, pues al igual que enjuagar la boca con agua, hacerlo con este tipo de productos neutraliza el efecto del flúor.

Por último, el enjuague bucal implica que debes evitar comer o beber algo que no sea agua durante al menos 30 minutos después usarlo.

El hilo dental no sirve para nada, dice la ciencia

No hay evidencia científica que respalde utilidad higiénica alguna del hilo dental. Para eliminar restos de comida atrapados entre los dientes puede servir, pero para eso puedes hacer también un cepillo.

Por lo tanto, se puede afirmar que el hilo no sirve para nada, a menos que alguien demuestre lo contrario.

Compra la caja de cuatro recambios de Gillete Match 3 más barata en Amazon

Cambiar las cuchillas de afeitar a menudo

Las hojas de las cuchillas de afeitar pierden efectividad a medida que se usan. Al igual que cualquier elemento afilado, se van desgastando. Cuando notes que no cortan bien o que raspan la miel, es el momento de comprar un recambio.

Puedes mantenerlas en buen estado enjuagándolas con agua caliente después de cada uso, aunque no así evitarás que se deterioren rápidamente. Lo que aconseja la ciencia con total seguridad es no usar una misma cuchilla durante mucho tiempo, pues los restos de óxido acumulados pueden ser muy peligrosos para la salud, más allá de la higiene.