Un balón inteligente para aprender a jugar al baloncesto

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Wilson X connected Basketball, balon inteligente de baloncesto

Un gigante como Pau Gasol lo lleva de serie en los genes, pero para el resto de los mortales el entrenamiento parece la mejor fórmula para progresar en una cancha de baloncesto, ¿y si el propio balón fuese capaz de calcular el porcentaje de tiros a canasta anotados?

La estadounidense Wilson acaba de presentar un balón de baloncesto inteligente, el Wilson X Connected Basketball, la pelota que es capaz de averiguar lo bueno que eres sobre la cancha.

La tecnología ha llegado al mundo del deporte para quedarse, especialmente con el empuje de la revolución del Internet de las Cosas llamada a transformarlo casi todo durante la próxima década. 

Wilson ha decidido dar un paso al frente para crear un balón inteligente enfocado a los entrenamientos en solitario que por fuera parece una pelota convencional, sin las horrorosas ranuras USB o puertos de carga de otros balones inteligentes presentados en los últimos años.

El gadget que convierte tu bici en una bicicleta eléctrica

El secreto del Wilson X Connected Basketball está en el interior. Concretamente, en un diminuto tubo del tamaño de una pila que contiene un acelerómetro, un giroscopio, un chip bluetooth y una batería que según la marca deportiva tiene una vida útil similar a la del balón, aunque no es recargable.

La balón de baloncesto inteligente, equipada con un complejo algoritmo, es capaz de diferenciar entre una canasta anotada y un tiro errado. Y no solo eso: sabe cuando la pelota entra limpia, si toca el aro o se queda demasiado corta y ni siquiera roza el tablero. 

La marca deportiva asegura que ha entrenado al balón con más de 50.000 tiros para perfeccionar una tecnología que -prometen- tiene una precisión del 97 por ciento, aunque las pruebas de The Verge rebajan esa cifra hasta alrededor del 80 por ciento.

El balón de baloncesto inteligente mide tu habilitad en los tiros a canasta mediante Bluetooth. Los datos se envían a una app por el momento solo disponible para iPhone -llegará en breve también a Android- donde se puede ver en tiempo real el porcentaje de tiros a canasta anotados.

La tecnología del balón permite calcular la distancia respecto a la canasta por lo que el Wilson X Connected Basketball es capaz de diferenciar entre tiros de dos puntos y triples. Además, incorpora varios modos de juego para entrenar en solitario los tiros libres o simular un partido.

Además de calcular el porcentaje de tiros anotados, el balón inteligente de Wilson funciona como una especie de entrenador. Anima al jugador durante la sesión y cambia la música según registre aciertos o fallos en los tiros a canasta.

Jugador de la NBA, lesionado por usar mucho su iPhone

Aunque la tecnología es innovadora, reflejo de la simbiosis entre tecnología y deporte, tiene sus limitaciones. Necesita que la canasta tenga red, solo registra los tiros lanzados desde al menos dos metros de distancia del tablero -nada de mates- y solo permite registrar a un jugador, por lo que su uso se limita exclusivamente a los entrenamientos.

Y por supuesto no es apta para todos los bolsillos. Un balón de baloncesto tradicional puede costar alrededor de unos 30 euros, mientras que la pelota inteligente Wilson X Connected Basketball cuesta 199 dólares, unos 175 euros, sin que todavía se haya confirmado su llegada a España.

[Fuente: The Verge]