Cómo volar un dron sin estrellarse demasiado en el intento

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
cómo volar drone

Saludos amigos del aparato volador. Si recientemente os habéis encontrado con algún problema manejando vuestro recién comprado dron, y estáis por darlo por perdido... tomáoslo con calma. Por nuestra redacción han pasado muchos drones voladores, así que estamos es posición de daros un par de consejos sobre cómo volar drones

Vamos a ser sinceros: no queremos parecer publicistas, pero lo cierto es que todo depende mucho del dron que os compréis. Los modelos de consumo, los que se controlan con una interfaz compatible con smartphones y tabletas son bastante más sencillos de manejar que los que funcionan con mando analógico. Por supuesto y como os decimos, depende bastante del modelo, y de si tiene o no estabilización automática y es capaz de compensar los giros y los movimientos o no. Un ejemplo de estabilización automática serían los drones de Parrot.

Así que vamos a ponernos en el peor de los casos. Tenéis un dron sin ningún tipo  de estabilización, que se mueve en todas direcciones en cuanto despega del suelo. Si ese el vuestro caso, o si sólo tenéis algún problema concreto, los siguientes consejos os podrían ser de ayuda.  

Os dejamos los nuevos modelos de Parrot, recién llegados al mercado por tierra, mar o aire

Lo primero que os diríamos que hicieras es comprobar el equilibrio de las hélices, y si están rectas. Si tenéis un nivel, pues con un nivel, sino con una piedra, una cuerda y buena voluntad. Luego deberíais aseguraros de que no tengan mordiscos por haber pillado algo. Ya os habréis dado cuenta de que mantener el equilibrio puede ser difícil  con el dron perfecto, así que imagina con una parte descompensada. Si os fallan las hélices, sin miedo, os metéis aquí y tendréis todos los repuestos que necesites.

Ahora bien, para volarlo:

  • La modulación de potencia puede ser bastante brusca, así que en algunos casos podéis olvidarte del despegue flojito para mantenerlo a ras de suelo. Los mandos pueden ser bastante sensibles, y un rocecito lo pone por las nubes. Pensad en el joystick como un embrague, y ten en cuenta que la aerodinámica es complicada. ¡Ah! y un detalle: cuánto más pequeño es el dron
  • Mantenlo aunque no haga nada. Es decir, ¿Las hélices se mueven pero el dron aún no despega? sin miedo, déjalo un poco que se caliente. El mando no es una ciencia exacta, y probablemente acabe por despegar sin que le tengas que empujar más. Ahora bien, es muy importante que tengáis un marco de referencia de dónde estáis vosotros y dónde está el dron.
  • Una vez en el aire, si veis que se escora y empieza a lanzarse contra algo, en lugar de corregirlo… bájadlo. Volved a intentarlo, una y otra vez, siempre estando vosotros y el dron en la misma posición. comprobad si siempre escora hacia el mismo lado y si es así, echad los motores con el artefacto sujeto, para ver si alguno está fallando. Lo más probable es que todos funcionen bien, y simplemente tengáis que compensarlo.

Y para finalizar, un par de consejos generales: los exteriores están sobrevalorados para las comprobaciones preliminares, aseguraros de estar siempre dentro de un rango de 20 metros alrededor del aparato (al menos hasta que os hagáis con el control) y por todo lo que es sagrado, no tratéis de agarrarlo con la mano. No está bien lo de marcarse un Enrique Iglesias.