Crean un nuevo tejido sintético que se regenera solo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Crean un nuevo tejido sintético que se cura solo

Puede parecer cosa de ciencia ficción, de cómic de la Marvel, pero es realidad. Investigadores de la Universidad de Stanford han logrado desarrollar un tejido sintético que se cura solo tras haber sido perforado. Podría ser la llave para desarrollar piel artificial.

Para demostrar que es cierto, la Universidad ha publicado un vídeo en el que se ve la evolución del nuevo material tras pincharlo con un punzón. En apenas 72 horas a temperatura ambiente vuelve a su estado original.

Este tejido sintético ha sido creado casi por accidente. El polímero original estaba siendo sometido a pruebas de elasticidad básicas, pero todo cambió gracias a un estudiante chino de intercambio. A él se le ocurrió prescindir de la máquina que usaban y directamente tirar de los dos extremos del polímero para ver cuánto podía dar de sí.

El resultado fue increíble, pues logró expandir el tejido más de dos metros y medio, mucho más de lo que se creía posible. Y no sólo eso: el conocido como elastómero volvió a su forma original sin haber sufrido ninguna transformación. 

De ahí a los siguientes experimentos había sólo un paso. El atrevimiento del estudiante chino animó al resto de los investigadores a probar cosas nuevas.

Introdujeron en el tejido iones metálicos. Su función es la de unirse a otras moléculas formando ligandos, en un proceso conocido como crosslinking mediante el cual se aumenta la resistencia de los tejidos. Digamos que se crea una especie de red que impide la fisura y ayuda a mantenerlos unidos a nivel molecular.

Modificando la cantidad de iones añadidas al tejido, consiguieron mejorar su capacidad autoregenerativa. Hasta entonces este tipo de polímeros necesitaba calor para reparar los desperfectos causados por un estiramiento más allá de su capacidad. Los investigadores de Stanford han conseguido que se repare solo a temperatura ambiente y en tiempo récord.

Científicos consiguen cultivas piel y pelo en laboratorio

Por si fuera poco, el material responde a estímulos eléctricos de la misma forma que los músculos. Se contrae y expande alternativamente cuando lo atraviesan corrientes eléctricas, lo que abre infinitas posibilidades en el terreno de los implantes musculares y dispositivos electrónicos.

Pese al optimismo que ha generado el invento, potencialmente clave a la hora de desarrollar piel artificial, en el laboratorio del Doctor Bao son prudentes: “La piel artificial debe estar compuesta por más de un elemento. Queremos crear un sistema muy complejo” han sido las palabras de una de sus colaboradoras.

[Fuente: Stanford University]