Este implante podría restaurar el movimiento en los paralíticos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
implante movimiento paralico

Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Oregón en Estados Unidos ha desarrollado unos implantes de electrodos que en el futuro podrían restaurar el movimiento de los pacientes paralíticos

La investigación se centró en el control de los impulsos de estimulación eléctrica entregados a las fibras nerviosas periféricas. Cuando un paciente sufre parálisis, una de las posibles causas es que la médula espinal haya sido dañada. Por tanto, el cerebro funciona adecuadamente y los nervios motores y sensoriales del sistema nervioso periférico están esperando órdenes, pero las señales eléctricas no pueden fluir entre el cerebro y los nervios a causa de la lesión en la médula espinal.

Los científicos trataron de abordar este problema en la comunicación del sistema nervioso central. Para ello, llevaron a cabo un experimento que implicaba la transmisión de impulsos eléctricos controlados en los nervios. En el ensayo, mediante esta técnica fueron capaces de activar los músculos plantares flexores en el tobillo de un gato anestesiado. Lo que hicieron fue desarrollar un implante con una matriz de 100 electrodos de un tamaño de 16 mm2 que es capaz de conectarse a diferentes capas de los nervios, y que colocaron en los nervios musculares del felino.  

A continuación, el implante se conecta a un controlador PIV optimizado, que es un tipo de servocontrolador capaz de enviar impulsos específicos de nervios concretos, lo que permite mover el tobillo del gato con movimientos suaves, estables y sin ningún esfuerzo.

Nueva interfaz neuronal inalámbrica restaura conexiones espinales cortadas

Los resultados del estudio son prometedores y sugieren que esta técnica tiene potencial para restaurar un cierto nivel de movimiento en una persona con parálisis a través de impulsos eléctricos controlados. "Digamos que alguien está paralizado y se encuentra en la cama todo el día sufriendo úlceras por presión", explica V John Mathews, uno de los miembros del equipo. "Las primeras versiones de esta tecnología se podría utilizar para ayudar a la persona a levantarse, usar un andador y dar unos cuantos pasos".

Estos científicos todavía tienen que continuar trabajando en el implante, pero esperan que para dentro de cinco o diez años esté lista la versión más elemental para ayudar a los pacientes con parálisis.