Inventan un aparato para que las inyecciones no duelan

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
dolor vacunas

Sería una tontería pincharle a alguien anestesia para evitar que le doliese un pinchazo posterior. Por eso, un grupo de ingenieros de Rice University ha encontrado una solución mucho más sencilla para que los pacientes no teman a las agujas. Y lo mejor de todo no es que la inyección no duela, sino que se consigue evitar el dolor sin recurrir a sustancias. 

Se trata de unas cápsulas impresas en 3D que cuentan con dos cámaras separadas, una llena de nitrato de amonio y la otra con agua. Cuando se giran, los ingredientes se mezclan dando lugar a una reacción química que baja drásticamente la temperatura de una de las puntas de la cápsula.

Este extremo metálico baja tanto y tan deprisa su temperatura que, al aplicarlo a la piel del paciente, puede hacer que se duerma en menos de 60 segundos. Así que en lugar de tener que esperar para que la pomada, el hielo o el parche tópico hagan efecto, los pacientes no tendrán que esperar más que un minuto.

Hablando de inyecciones: ¿Querrías que te inyectaran visión nocturna?

La ciencia detrás del invento no es una novedad. Se trata de una reacción química conocida, y los componentes (dentro de su campo) no son ninguna rareza. Sin embargo, este es uno de esos casos en los que el ingenio cuenta para algo, y a alguien se le ocurre como unir dos piezas que ya teníamos para dar lugar a un invento completamente nuevo. 

Podéis verlo en el vídeo: rápido, sencillo y también barato. Tanto que según hemos descubierto, se está planteando incluir este pequeño invento como una parte de la jeriga en sí. Al comprar una aguja estéril, también se añadiría esta pequeña "cápsula de frío" para que las vacunas no duelan tanto. 

¿Y a vosotros qué os parece? ¿Una pérdida de tiempo o un paso adelante sencillo pero necesario? Aceptamos sugerencias de posibles nuevos usos para una capsulita que de repente se vuelve muy, pero que muy fría.