Qualcomm: el A7 de 64 bits de Apple es un truco publicitario

Qualcomm: el procesador A7 de 64 bits de Apple es un truco publicitario

Les guste o no a sus detractores, el iPhone 5S ha sido un éxito de crítica y de ventas. Su lector de huellas con Touch ID y su procesador A7 de 64 bits han gustado a sus usuarios, y su rendimiento en los benchmarks es impresionante, tal como puedes ver en nuestro detallado análisis del iPhone 5S.

Es lógico que ponga nerviosa a la competencia, especialmente cuando no tienen ningún chip de 64 bits en producción.

Qualcomm es uno de los fabricantes de procesadores más importantes. Sus famosas CPUs SnapDragon alimentan los smartphones y tablets Android y Windows Phone más potentes.

En una entrevista que recoge la web TechWorld, Anand Chandrasekher, Vice Presidente de Qualcomm, opina sobre el A7 de Apple, y su arquitectura de 64 bits, la primera vez que se implementa en un procesador móvil.

"Se que se ha montado mucho jaleo por lo de la arquitectura de 64 bits  del A7", comenta en la entrevista. "Creo que es un truco publicitario. Representa un beneficio cero para el consumidor".

"Predominantemente la arquitectura de 64 bits se usa para direccionar más de 4GB de memoria RAM. Y ya está. No lo necesitas para aumentar el rendimiento. Y la clase de aplicaciones que se aprovechan de los 64 bits suelen estar orientadas a los servidores".

A pesar de estas críticas, Chandrasekher reconoce que Qualcomm también está diseñando procesadores de 64 bits, pero recalca que lo hacen desde un punto de vista de la ingeniería, y porque los desarrolladores de sistemas operativos los pedirán algún día, pero no porque los fabricantes y los consumidores los estén pidiendo ahora. 

¿Tiene razón Qualcomm en sus declaraciones? ¿Una arquitectura de 64 bits en un procesador móvil es un truco publicitario?

Es cierto que el principal beneficio de usar 64 bits, es poder direccionar más de 4 GB de memoria RAM. De momento, los smartphones y tablets no lo necesitan, pues como máximo usan 2 GB de RAM. El iPhone 5S sólo tiene 1 GB.

Pero tal como podemos ver en esta gráfica que publica AnandTech, Apple duplica la memoria de sus iPhone cada una o dos generaciones:

Memoria iPhones

Si se mantiene este ritmo, Apple usará 4 GB de RAM en sus iPhone en 2015 o 2016. Parece razonable que anticipe la arquitectura de 64 bits con 1 o 2 años de antelación. Así, cuando sea obligatorio porque se requiera 4 GB de RAM, los desarrolladores de apps ya estarán acostumbrados a ella y podrán desarrollar fácilmente apps exclusivas de 64 bits.

Por otro lado, el beneficio de esta arquitectura no se centra sólo en más memoria o en funciones de servidor. Hay un beneficio de rendimiento real en todas las apps cotidianas que se programan usando el nuevo set de instrucciones de 64 bits.

El A7 también dobla el número de registros de propósito general (antes había 15, ahora hay 31), y los aumenta de 32 a 64 bits. También dobla el número de registros FP/NEON (de 16 a 32), utilizados para realizar operaciones de punto flotante, entre otras cosas, y los aumenta a 128 bits.

Los registros se usan en programación para ejecutar las instrucciones del código y llevar los datos relevantes a la memoria. Como más registros haya y con más bits, se pueden mover más datos de un sitio a otro, de forma simultánea.

En los ordenadores de sobremesa la arquitectura de 64 bits aumenta el rendimiento un 10%, y todo indica que el A7 consigue un aumento similar.

Parece, por tanto, que la decisión de Apple de dar el salto a los 64 bits, es correcta. El hecho de que tanto Qualcomm como la propia Samsung, y el resto de fabricantes de procesadores, hayan confirmado que también se pasan a los 64 bits, reafirma aún más la apuesta de Apple.