Wikileaks filtra el programa de la CIA para espiar móviles y Smart TV

cia wikileaks

Wikileaks, el portal de filtraciones conocido por revelar información de interés público oculta por instituciones y gobiernos, ha sacado hoy a la luz cerca de 9.000 documentos que forman parte de un supuesto programa de la CIA para espiar móviles, Smart TV y otros dispositivos. De confirmarse la veracidad de estos datos, estaríamos hablando de la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia.

De acuerdo con el comunicado de Wikileaks, la nueva serie de filtraciones tiene el nombre clave de "Vault 7" y es la publicación más grande de documentos confidenciales sobre la CIA. La primera parte de la serie ha sido bautizada como "Año Cero" y se compone de 8.761 documentos y archivos de una red aislada de alta seguridad situada en el interior de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense en Langley. 

Los documentos publicados describen el código desarrollado en secreto por la CIA con la finalidad de convertir dispositivos convencionales, como teléfonos móviles, tablets, ordenadores o Smart TVs, en aparatos de vigilancia con los que espiar a determinadas personas.

El portal de filtraciones indica que los documentos digitales están compuestos por herramientas que incluyen malware, virus, troyanos y exploits zero day desarrollados por un departamento de la Agencia conocido como Engineering Development Group dedicado al ciberespionaje.

Estos archivos, que fueron creados entre 2013 y 2016, están diseñados para aprovechar las vulnerabilidades del iPhone y el iPad, teléfonos móviles y tablets Android, así como televisiones inteligentes Samsung. Además, los documentos también revelarían información relacionada con la organización de la dirección cibernética de la CIA, con un organigrama y ficheros que confirmarían que el organismo utiliza el consulado de Estados Unidos en Frankfurt (Alemania) como un centro de operaciones digitales en Europa, Oriente Medio y África. 

Descubre más sobre la historia del portal de filtraciones con el libro "Cuando Google encontró a Wikileaks"

Desde Wikileaks explican que la información se la ha facilitado un contratista actual o anterior de la Agencia, que a su vez les ha dicho que los archivos parecen haber sido distribuidos de forma no autorizada entre antiguos hackers del gobierno estadounidense y contratistas. 

De momento, la autenticidad de los documentos no ha podido ser confirmada, puesto que la CIA se ha cerrado en banda y no quiere realizar ningún comentario sobre los archivos filtrados. "No hacemos comentarios sobre la autenticidad o el contenido de supuestos documentos de inteligencia", ha afirmado Jonathan Liu, portavoz de la Agencia.

Wikileaks bajo ataque por sus documentos sobre Turquía

Según indica Nicholas Weaver, un investigador de seguridad informática de la Universidad de California en Berkeley consultado por The Washington Post, a primera vista los datos filtrados "son probablemente legítimos o contienen una gran cantidad de cosas legítimas, lo que significa que alguien logró extraer una gran cantidad de datos de un sistema clasificado de la CIA y está dispuesto a dejar que el mundo lo conozca".

[Fuente: The Washington Post]