La nueva versión de Windows 8 recuperaría el botón Inicio

A los pocos meses de su lanzamiento, y entre rumores de de una inminente gran actualización, empiezan a cobrar fuerza las noticias de que Windows 8 podría dar un "paso atrás" en su nueva versión. Así, Windows 8.1 recuperaría algunas de las características de Windows 7 que muchos usuarios echan de menos. Una de las más añoradas es el botón de Inicio, volvería. Aunque no sería exactamente igual. Según lo que cuentan en The Verge, al pulsarlo no se desplegaría en tradicional menú de Inicio. Según parece, aunque cuesta creerlo, los estudios de Microsoft demuestran que no se usa tanto. El nuevo botón Inicio serviría para poder pasar rápidamente de la nueva interfaz de Windows 8 (Metro, para entendernos) al escritorio clásico. También se añadiría la posibilidad de iniciar el sistema directamente con el escritorio tradicional.

¿Por qué esta decisión? En opinión de Paul Turrott, y pese a que las ventas de Windows 8 empiezan a subir a un ritmo decente, en Microsoft ha cobrado fuerza la idea de que se fue demasiado lejos con el diseño de Windows 8. Siempre que ha habido grandes cambios en el sistema operativo, los usuarios que añoraban la antigua versión podrían "regresar" a ella de forma relativamente sencilla. Por ejemplo, era fácil configurar Windows 95 para trabajar directamente en línea de comandos. ¿Y quién no recuerda la opción "menú  de inicio clásico de Windows" incluida en Windows XP? Sin embargo, Windows 8 se ha volcado en su nueva interfaz y ha dejado de lado a quienes no usan pantallas táctiles.

El tiempo dirá si estos cambios son reales, y si llevarlos a cabo es una buena decisión. Lo que sí parece claro es que esto no tendría lugar si Steven Sinofsky siguiera en la compañía.