Las 7 mejores Apps para jugar en el iPad con tus hijos

Cualquier padre con iPad sabe las peleas que puede suponer su uso. A los niños les gusta tanto que demandan usarlo como si fuera suyo. Una solución al gusto de todos es usar la tablet para jugar con ellos. Así pasarás más tiempo con los niños, al tiempo que compartes la custodia del iPad.

#1 ¿Dónde está mi Perry?

¿Dónde está mi Perry?

En esta app, una evolución oportunista de ¿Dónde está mi agua?, el objetivo es hacer llegar la cantidad suficiente de agua (tanto líquida como en forma de vapor o hielo) para permitir a Perry el Ornitorrinco salir de su confinamiento. Un rompecabezas multitáctil con una física bastante conseguida. No hay tantos juegos en los que poder medirse, de igual a igual, con un niño de siete o menos años.

#2 Angry Birds

Angry Birds

Sí, todo el mundo la conoce. Pero es que, cuando decimos "todo", es "todo" de verdad, incluidos los más pequeños. El éxito de los peluches o la colección de cromos de los "pájaros cabreados" es una prueba de ello. Si no lo has hecho nunca, deja que tu hijo (con que tenga dos o tres años es suficiente) lo pruebe. Sólo te damos un consejo: asegúrate de que no vas a necesitar el iPad (o el teléfono) durante un buen rato. Te va a costar arrancárselo de las manos.

#3 Monkey Bongo

Monkey Bongo

Otro "puzzle". En este caso, se trata de darme de comer plátanos a un Tucán. para ello, los monos pueden ayudarse de lianas y arrojar desde cocos hasta a antorchas. Cuenta con muchos niveles, en alguno de los cuales hay que estrujarse la cabeza para conseguir seguir avanzando. Es compatible con Air Play, de modo que puedes verla la pantalla de una Smart TV.

#4 Amazing Alex

Amazing Alex

En este juego, inspirado en el español Cassey's Contraptions ("Los Artilugios de Cassey"), hay que ayudar a Alex a "ordenar su cuarto". Lo gracioso es que, para conseguirlo, hay que colocar los elementos de que dispones (por ejemplo, una cuerda, un cubo, un balón, una cesta de juguetes...) de manera que, a modo de fichas de domino - o de los inventos del TBO-, se produzca una reacción en cadena cuyo resultado final sea el esperado (siguiendo con el ejemplo, que el cubo colgado de la cuerda en determinado ángulo golpee al balón con la fuerza justa para que este termine guardado en la cesta).

#5 Cut the Rope

Cut the Rope

Otro auténtico clásico al que pueden jugar tanto mayores como pequeños. Su objetivo es alimentar a Om Non con los dulces que cuelgan de una cuerda. Hay que cortar esta en el momento justo y de manera que el caramelo termine en la boca del simpático monstruo, intentando, de paso, capturar el mayor número de estrellas por el camino. Adictivo y muy fácil de entender, aunque algunos de sus niveles son un auténtico reto.

#6 Bad Piggies

Bad Piggies

Un juego que obliga a realizar un ejercicio de ecuanimidad a cualquier aficionado a los Angry Birds. Recuerdas los "cerditos malos" que cabreaban a los pajaritos robándoles sus huevos, ¿verdad? Bien, pues ahora debes ponerte de su lado. Tienes que ayudarlos a construir medios de transporte que les permitan alcanzar su destino sorteando todo tipo de obstáculos. El problema es que los materiales para ello no son ninguna maravilla... El tercer juego de Rovio de la lista, unos auténticos especialistas. Menos intuitivo que Angry Birds, es posible recurrir a unos mecánicos que te echan una mano cuando no se te ocurra cómo superar el nivel. Ah, y los objetivos de cada pantalla se pueden completar en varias veces.

#7 PES 2012

PES 2012

¡No todo iban a ser puzzles en esta lista! Pro Evolution Soccer 2012 para iPad es un simulador de fútbol que combina muy buen nivel gráfico con una espectacular jugabilidad: es realmente fácil empezar a jugar con él. Sus controles son realmente sencillos, incluso para un niño (mucho más que los de su competencia), y cuenta con varios niveles que permiten ajustar la dificultad del juego en función del usuario. Tremendamente adictivo para cualquier aficionado al fútbol.