Skip to main content

Seis medidas propuestas por científicos para frenar el cambio climático

Cambio climático

Getty

14/11/2019 - 19:45

La población de todo el mundo podría afrontar “un sufrimiento humano incomparable”  si no se llevan a cabo transformaciones radicales globales para luchar contra el cambio climático. Así lo han manifestado hasta 11.000 científicos aseguran que estamos ante una emergencia climática y que, para hacerle frente, han creado una receta de seis acciones urgentes que los políticos deberían poner en práctica.

Declaramos que el planeta está clara e inequívocamente frente a una emergencia climática”, asegura un comunicado publicado en la revista científica BioScience y del que colaboran más de 11.000 científicos de 153 países distintos. “Para asegurarnos un futuro sostenible, debemos cambiar cómo vivimos. Esto implica grandes transformaciones en la manera en que nuestra sociedad funciona globalmente y en cómo interacciona con los ecosistemas naturales”.

En su comunicado los miles de científicos afirman que la “crisis climática está muy vinculada al exceso de consumo de un estilo de vida de ricos”.  

Además, reconocen que la crisis climática ha llegado de una forma más acelerada de lo que los científicos esperaban. Es más dura de lo previsto, amenaza ecosistemas naturales y el destino de la humanidad.

El documento reclama que se tengan en cuenta indicadores más allá del alza de las temperaturas y las emisiones de carbono.

Estas 20 multinacionales son responsables del 35% de las emisiones de CO2 en todo el mundo desde 1965

Deberían monitorizarse un amplio número de indicadores, incluyendo el crecimiento de la población humana, el consumo de carne, la pérdida de masa arbórea, el consumo de energía, los subsidios a los combustibles fósiles y las pérdidas económicas que provocan anualmente los eventos climáticos extremos”, afirmó el coautor del artículo, Thomas Newsome, de la Universidad de Sydney. 

Por eso los 11.000 científicos que firman la publicación urgen a los políticos y autoridades públicas a reestablecer sus prioridades en aras de proceso. Lo hacen a través de esta receta de seis medidas para hacer frente a la emergencia climática

Economía: que el crecimiento del PIB y la generación de riqueza dejen de ser el principal objetivo

Cambio climático

Getty

En materia económica, los científicos advierten de que la excesiva extracción de materiales y la sobreexplotación de los ecosistemas, principales impulsores del crecimiento económico, deben reducirse rápidamente para mantener la sostenibilidad de la biosfera.

Nuestros objetivos deben cambiar del crecimiento del PIB y la generación de riqueza hacia sistema que priorice que los ecosistemas sean sostenibles y que se mejore el bienestar humano, priorizando las necesidades básicas y reduciendo la desigualdad”. El documento aboga por una economía libre en carbono que aborde la dependencia humana de la biosfera y que guíe las decisiones económicas en base a ello.
 

Contaminación: adiós a los gases contaminantes de vida corta

Contaminación

En términos de contaminación, los 11.000 científicos sugieren que se reduzcan las emisiones, no sólo las de CO2 sino también las de metano, el carbón negro y los hidrofluorocarbonos.

Con estas medidas, aseguran, se podría ralentizar el calentamiento global a corto plazo más de un 50% en las próximas décadas y salvar millones de vidas, incluyendo las de los cultivos.

Energía: eliminar las ayudas a los combustibles fósiles y elevar el precio del carbono

central nuclear

Pixabay

La eficiencia energética y el almacenamiento energético son dos de los pilares en los que se apoyan los científicos para reemplazar el consumo de combustibles fósiles y dar paso a las energías bajas en carbono. “Debemos dejar las reservas de combustibles fósiles que quedan en el suelo y utilizar la tecnología para perseguir un sistema de emisiones negativas”, apunta el documento.

De las ciudades esponja chinas a las azoteas verdes de Chicago: invertir en la adaptación al cambio climático generará 6,5 billones, según una organización liderada por Bill Gates

Sugiere así que los países más ricos ayuden a las economías más pobres en la transición de los combustibles fósiles, propone eliminar los subsidios a los combustibles fósiles e implementar políticas para elevar los precios del carbono y restringir su uso. 

Alimentación: más consumo de origen vegetal y menos animal

Foto de comida con el móvil

La que es una tendencia incipiente en la sociedad es otra de las recomendaciones del documento que propone comer más alimentos de origen vegetal y reducir el consumo global de carne, especialmente de rumiantes. Lo que mejorará la salud de la ciudadanía y reducirá las emisiones de efecto invernadero. Además, insta a reducir la enorme cantidad de desperdicio alimentario del mundo. 

Naturaleza: restaurar ecosistemas que capturen grandes cantidades de CO2

Bosque

Pixabay

El grupo de científicos reclama restaurar los ecosistemas de la tierra, desde el fitoplancton, a los arrecifes de coral, los bosques, sabanas, humedales, suelos o manglares que contribuyan a eliminar grandes cantidades de CO2.

En esencia, defienden terminar con la pérdida de biodiversidad protegiendo los bosques existentes y potenciando la restauración de otros con alta actividad al eliminar carbono. Por descontado, abogan por terminar con la deforestación  y destacan que con estas medidas se podrían reducir un tercio de las emisiones de carbono marcadas por el Acuerdo de París para el año 2030.

Población: plena igualdad de género y estabilizar el crecimiento de la población

Tráfico coches atasco

La publicación firmada por 11.000 científicos propone, además, estabilizar la población del planeta en un marco que garantice la integridad social. “Hay políticas probadas y efectivas que refuerzan los derechos humanos mientras reducen los ratios de fertilidad y disminuyen el impacto del crecimiento de la población en las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad”.

Hablan así de servicios de planificación familiar, de eliminar las barreras y alcanzar una plena igualdad de género, especialmente para las niñas y las mujeres jóvenes.