Skip to main content

5 alternativas gratis a WinRAR

alternativas gratis a Winrar, descargar gratis winrar, quitar mensaje winrar

12/10/2016 - 10:00

En ocasiones, hay que transferir archivos de gran tamaño. Cuanto más reducido sea su peso, más rápida será la transferencia. Es la razón de ser de los ficheros comprimidos, que son ni más ni menos que archivos “empaquetados” en otros archivos de menor tamaño. Para descomprimir archivos hace falta utilizar WinRAR o alguno de los programas gratis que existen.

WinRAR es un programa de pago, aunque siempre da la opción de hacerse Premium más adelante. Esto ha hecho que sus usuarios se olviden de que en realidad, el objetivo del programa es ganar dinero, no prestar un servicio gratis. El principal motivo para buscar una alternativa gratuita a WinRAR es simple y llanamente esquivar el molesto mensaje que aparece cada vez que lo abres.

Cómo abrir y utilizar archivos comprimidos

Pero ya que estás, mejor encontrar otro programa para descomprimir archivos .zip o .rar que sea gratis y bueno. Los hay, y además de Código Abierto. Cualquiera de ellos te servirá para extraer los ficheros contenidos en este tipo de archivos. Unos cuentan con características diferenciadoras propias, aunque la mayoría de ellos se parecen mucho.

Por algún motivo, WinRAR triunfó donde los demás no lo consiguieron. Quizás es el momento de prescindir de él y explorar otras alternativas gratis más eficientes.

WinZip

WinZip, alternativas gratis a Winrar

Antes de que llegase WinRAR con la posibilidad de tenerlo gratis, existía WinZip. Venía preinstalado en buena parte de los ordenadores del mundo. Es un programa comercial y de pago, y probablemente por eso cayó en el olvido. Aún sigue anunciándose como el programa para descomprimir archivos más popular del mundo.

Pese a ser un programa con licencia, WinZip se puede usar gratis en cualquier ordenador y móvil. Está disponible para todos los sistemas operativos y no impone prácticamente ninguna restricción.

Seguirás teniendo el mismo problema que con WinRAR, ya que son programas tremendamente parecidos. No es la mejor alternativa, pero sí la más consolidada. Su principal ventaja es que está disponible para dispositivos móviles iOS y Android, algo que no ocurre con la mayoría de programas de este tipo.

Se puede conseguir en su página web. También puedes descargar de allí WinZip Self-Extractor, un programa que extrae de forma automática los archivos una vez que tu destinatario los reciba.

The Unarchiver

The Unarchiver, descargar gratis winrar

Hablamos ahora de un programa para descomprimir ficheros exclusivo para Mac, disponible en la App Store. En las últimas versiones del sistema operativo, macOS ya viene con software preinstalado para realizar esta acción, aunque no dispone de la misma interfaz gráfica.

Una de sus ventajas es que abre todo tipo de archivos, y no sólo los comprimidos, sino imágenes de disco como las .iso. Así podrás echar un vistazo y extraer el contenido de, por ejemplo, imágenes de juegos o programas preparados para ser ejecutados mediante un CD físico.

No son muchos los usuarios de macOS que recurren a programas de este tipo, al menos no tanto como los de Windows. Es de esperar que en el futuro desaparezcan, ya que los sistemas operativos tienen a sumar estas opciones a las preinstaladas. De momento The Unarchiver sobrevive como el mejor programa gratis para abrir archivos comprimidos en Mac, veremos por cuánto tiempo.

Bandizip

Bandizip, quitar mensaje winrar

Bandizip es una alternativa ligera a WinRAR. Sólo está disponible para Windows y macOS, aunque por su interfaz, es una de las mejores opciones que existen. Además es totalmente gratis, sin limitaciones de tipo alguno.

Con Bandizip puedes abrir archivos comprimidos y crearlos tú mismo con la extensión que quieras. Así podrás hacerlo compatible con el software usado por tu destinatario.

El aspecto de la aplicación puede parecer simple, incluso primitivo, pero la verdad es que se agradece bastante la falta de adornos y florituras. Se diferencia de otros programas parecidos, incluso del propio WinRAR, en que apenas consume recursos. Podrás extraer ficheros con él mientras ejecutas otras acciones en tu ordenador, incluso en los PC más viejos.

Cómo transferir archivos del móvil al ordenador y viceversa

La versión para macOS, llamada Bandizip X, tiene mucho menos recorrido que la de Windows. Pese a este inconveniente, se puede confiar totalmente en el desarrollador, el mismo del programa Bandicam, mundialmente famoso por ser uno de los mejores para grabar la pantalla del ordenador.

PeaZip

Peazip, mejor descompresor de archivos

Peazip no está disponible para ordenadores Mac, sólo para Windows y Linux. Es Open Source y es gratis, además de ser uno de los mejor valorados por sus usuarios. Al igual que Bandizip, es un programa ligero que consume pocos recursos del ordenador.

Soporta 188 extensiones distintas de archivos, es decir, prácticamente todas las que existen. Su interfaz está ligeramente más trabajada que la del mencionado anteriormente, aunque aún presenta esa cualidad minimalista y un poco retro que caracteriza a los programas Open Source.

Al igual que el resto de alternativas a WinRAR, con PeaZip también podrás utilizar menús contextuales. Estos menús son los que se despliegan al hacer click con el botón derecho del ratón sobre un archivo. Con ellos ahorrarás tiempo a la hora de comprimir varios archivos en uno sólo, por ejemplo.

7-Zip

7-zip, winrar gratis

Para el final hemos dejado la mejor alternativa posible a WinRAR, el que probablemente es también el mejor programa para comprimir y descomprimir archivos. Es gratis, pero si fuera de pago también sería el mejor. Además de ligero, contiene muchas funciones que lo hacen muy completo.

Se puede descargar e instalar en Linux y en Windows, aunque quizás en los sistemas operativos basados en el primero tenga menos presencia. Esto se debe a que muchas distros de Linux y Ubuntu traen preinstalado Fille Roller, otro programa Open Source parecido.

En Windows, 7-zip cobra fuerza por meses. Cada vez se encuentra instalado en más equipos, sin duda debido a su fiabilidad y facilidad de uso. Algo tiene que ver también el hecho de ser gratis, aunque como hemos visto las opciones son muchas y muy variadas. Quizás el principal problema de los programas para descomprimir archivos es que falta una opción definitiva que funcione en todos los sistemas operativos.