Skip to main content

Se desmonta el mito que relaciona los videojuegos con la violencia

GTA V
user

13/03/2020 - 20:35

La APA (American Psychological Association) fijaba en 2015 el objetivo de encontrar posibles vínculos y relaciones entre los videojuegos y la violencia juvenil en la sociedad, que cada año registra nuevos casos de bullying, vandalismo y otros actos violentos entre los más pequeños. 

Sin embargo, el último informe presentado concluye con una afirmación tajante: no existe tal relación, o al menos no hay pruebas científicas concluyentes que demuestren el nexo entre el mundo de los videojuegos y la violencia.

Algunas figuras reconocidas, como el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, ha martilleado constantemente con que los videojuegos eran los culpables del incremento de actos violentos, pero nada más lejos de la realidad. 

La presidenta de la APA, Sandra L. Shullman, ha opinado sobre estas acusaciones remitidas a los videojuegos desde algunos sectores, como asociaciones de padres u organismos públicos. 

''La violencia es un problema social complejo que probablemente se deriva de muchos factores que merecen la atención de los investigadores, los encargados de formular políticas y el público. Atribuir violencia a los videojuegos no es científicamente sólido y desvía la atención de otros factores, como el historial de violencia, que sabemos por la investigación es un importante predictor de violencia futura''. 

Desde que los videojuegos han alcanzado un mayor estatus dentro de la sociedad del entretenimiento, muchos se han aventurado en la cruzada de censurarlos, condenarlos y culparlos de un problema que es mucho más amplio de lo que creen. La violencia es una lacra social que se debe a muchos otros ámbitos de la vida antes que a los videojuegos. 

Títulos como Grand Theft Auto, Fortnite o Call of Duty han sido acusados constantemente de fomentar la violencia entre los niños y jóvenes, dada su amplia comunidad de jugadores que son menores de edad, pero es más una justificación barata por parte de los padres y tutores, que no se centran en atajar el problema desde su raíz. 

Es más, muchos videojuegos han sido alabados por sus beneficios y bondades que otorgan a los usuarios. Juegos de Nintendo como Mario o Zelda contribuyen a crear una mayor capacidad de imaginación en las personas, franquicias como FIFA, Madden o NBA 2K estimulan el crecimiento de los deportes, y títulos clásicos como Tetris ayudan a calmar y estabilizar las emociones de los jugadores.

Honestamente, desde Hobby Consolas apoyamos la erradicación de la violencia, pero nos negamos a relacionar un arte tan amplio y laborioso como los videojuegos con una lacra social como es la violencia, que desde luego se debe a problemas mucho más profundos antes que a jugar a una videoconsola o PC. 

Este artículo fue publicado en Hobby Consolas por Ángel Morán.