Ahora sí, de verdad, monopatín de Regreso al Futuro en 2015

Hendo Hoverboard, el monopatín volador y flotante de Regreso al Futuro es real. A la venta en 2015.

Si buscas en YouTube Monopatín Regreso al Futuro u Hoverboard, verás docenas de vídeos de gente que ha fabricado supuestos monopatines voladores o flotantes. Incluso te hablamos de uno de ellos hace unos meses. Todos son fakes, falsos, un montaje.

La trilogía cinematografíca de Regreso al Futuro marcó a toda una generación, y como ocurrió con los inventos de Star Trek o Star Wars hace unas décadas, sus gadgets futuristas despertaron la imaginación de unos niños que ahora se han convertido en científicos dispuestos a convertir esos juguetitos del cine, en realidad.

De entre todos los inventos divertidos que aparecen en Regreso al Futuro, el Hoverboard, el monopatín flotante o volador, es sin duda el más memorable:

 

Como hemos dicho, muchos presumen de haberlo inventado en Youtube, pero todos son montajes realizados por ordenador.

El Hendo Hoverboard no.

Esto es un monopatín flotante, de verdad. Sin trampa ni cartón. Levita un centímetro por encima del suelo y te permite desplazarte como si estuvieses flotando. Varios medios, como Gigaom, lo han probado. Podrá ser tuyo el 21 de octubre de 2015, cuando se ponga a la venta... si tienes 10.000 dólares.

Hendo Hoverboard

Las deportivas que se atan solas de Regreso al Futuro, a la venta en 2015

Quizá pienses que, al subirse alguien encima, se aplastará contra el suelo. No es así. El prototipo de Hendo Hoverboard es capaz de soportar hasta 136 Kg de peso. La versión final aguantará 226 Kg.

Monopatin Hendo Regreso al Futuro

Se puede manejar por control remoto, pero con la pendiente suficiente se desliza sobre el aire como un monopatín tradicional:

Hendo

Lo que ves aquí es el prototipo, grande y pesado. La versión final será mucho más fina y estilizada, y dispondrá de numerosas tablas de diseño:

Hendo Hoverboard, monopatín flotante

¿Y cuál es la magia que hay detrás de Hendo Hoverboard, el monopatín flotante?

No es magia, es ciencia. Electromagnetismo puro y duro. Para que Hendo Hoverboard funcione, debe situarse en un suelo metálico. Junto con el monopatín venderán una lámina de cobre para colocar en cualquier lugar, aunque cualquier superficie conductiva vale. En efecto, la tabla genera un fuerte campo electromagnético repelido por el suelo metálico, que la eleva un centímetro por encima del suelo. Es el mismo principio que utilizan los monorrailes, pero aplicado a un vehículo individual.

El único hándicap, además de la necesidad de un suelo metálico, es que el campo energético generado consume mucha energía, por eso la batería sólo dura 7 minutos. Es posible elevar la tabla aún más, pero por cada centímetro de altura el consumo se multiplica por cuatro. No obstante, estamos hablando de una tecnología en su infancia, que seguro mejora con los años.

Aquí puedes ver el vídeo con Hendo Hoverboard en funcionamiento. No es lo mismo que en Regreso al Futuro, cierto, pero es real y funciona...

 

Y lo mejor de todo es que la misma tecnología se puede aplicar a cualquier objeto, desde juguetes a sillones para transportar a personas sin movilidad de un lugar a otro sin esfuerzo.

Hendo Hoverboard ha puesto en marcha una campaña en KickStarter para recaudar los 250.000 dólares que necesitan para fabricar los monopatines. Puedes reservar uno por 10.000 dólares. Saldrán a la venta el 21 de octubre de 2015. En esa fecha, un sueño se convertirá en realidad para muchos niños de los años 80.