Una impresora 3D crea esculturas alucinantes con canciones

Una impresora 3D crea esculturas alucinantes con canciones

Reify, una compañía que se dedica al desarrollo de tecnologías digitales en 3D, ha creado un programa que permite convertir cualquier canción en una escultura alucinante con una impresora 3D

La materialización de la música en una forma física no es para nada algo nuevo. La capacidad que tiene para transmitir sensaciones trasciende el sentido del oído y nos lleva a asociar a cada melodía un color, una textura o un volumen diferente.

Tradicionalmente, los reproductores multimedia con software de visualización han transformado las canciones en formas y colores animados, ayudándonos a ver las canciones que escuchamos y darles una apariencia física. 

Pero Reify ha querido ir un paso más allá en un afán por crear verdaderas experiencias sensionales con el sonido. Esta empresa ha desarrollado un programa que convierte las canciones en esculturas que pueden imprimirse en 3D.

La herramienta que han desarrollado interpreta las ondas sonoras de cualquier melodía, materializando las canciones para darles una apariencia física única.

Como se puede ver en el vídeo, el sistema analiza las ondas del fragmento de audio y construye a partir de éstas un modelo tridimensional, que se puede ver trazado en la pantalla. 

Después, el modelo se imprime en una impresora 3D convencional. Para darle vida a la escultura, además del plástico tradicional se utilizan todo tipo de materiales, como el bronce e incluso cáscara de coco. 

Crean una impresora 3D que se puede imprimir a sí misma

Por otra parte, la compañía está creando un software con el que es posible escanear las esculturas con una app para el teléfono móvil que analiza los volúmenes y nos permite volver a transformarlas en audio.

De esta manera, los modelos físicos no son sólo una forma de arte, sino que también se convierten en un formato más para almacenar la música

[Fuente: Colossal]