Skip to main content

La NASA inventa una rueda de titanio flexible que nunca se pincha

La NASA inventa una rueda de titanio flexible que nunca se pincha

Juan Antonio Pascual

26/11/2017 - 17:39

Las ruedas de los vehículos espaciales son todo un problema fuera de la Tierra. La NASA ha inventado una rueda de titanio que se deforma pero no se pincha.

Ya no nos sorprende que vehículos espaciales terrestres se paseen por la superficie de la Luna, o de Marte. Pero muy raramente nos paramos a pensar en las enormes dificultades que han tenido que superar los ingenieros para que esos vehículos puedan circular en la superficie de otro planeta.

Un ejemplo práctico son las ruedas. No puedes poner una rueda de bicicleta o de coche en un vehículo lunar. Si sufre un pinchazo o el aire de su interior cambia de condición debido a las presiones extremas del espacio, el vehículo quedaría inoperativo.

Por eso los vehículos espaciales que se pasean o se han paseado por la Luna o Marte, llevan ruedas metálicas, con llantas de acero. Así se evitan los pinchazos, pero sufren otros problemas adicionales. Las ruedas metálicas no tienen mucho agarre, no se adaptan a la superficie así que rebotan más, y con los golpes se van deteriorando y perdiendo su forma circular.

La NASA lleva años intentando perfeccionar las ruedas de sus vehículos espaciales, y al fin lo ha conseguido. Esta es la nueva rueda de la NASA de titanio flexible que se adapta al terreno. Posee memoria para volver a su forma original, y lógicamente, no se pincha...

Los mejores limpiadores de llantas con descuento en Amazon

En realidad esta rueda de la NASA está formada por una aleación de niquel y titanio que tiene memoria, es decir, se deforma para adaptarse al terreno, pero al contrario que los aleaciones metálicas convencionales, recupera su forma original cuando deja de recibir presión. Al adaptase al terreno tiene mayor agarre que las actuales ruedas metálicas de los vehículos espaciales, asi que rebota menos. Y, por supuesto, no se pincha.

Una característica importante es que esta aleación de titanio de las ruedas de NASA se puede mezclar con otros materiales, incluso con goma, para obtener un agarre aún mayor, necesario para la conducción en carretera. Es decir, podría adaptarse para ser usada en los coches convencionales.

Aún está en desarrollo, pero quizá no esté tan lejos el día en que dejemos de sufrir pinchazos cuando circulamos por la carretera. Sería otro invento más de la NASA que después hemos adoptado en nuestra vida diaria, como ha ocurrido con la televisión por satélite, las lentes resistentes a arañazos o los detectores de humo.

[Fuente: Designboom]

Uber y la NASA se unen para crear un coche volador en 2020

Ver ahora:

Sobre el autor

Redactor de ComputerHoy: llevo en Axel Springer, antes Hobby Press, desde que estudiaba en la universidad. ¡He colaborado en un montón de revistas!

Te recomendamos