A prisión por crear armas en Japón con impresora 3D

A prisión por crear armas en Japón con impresora 3D

Un tribunal japonés envió el pasado jueves a prisión a un hombre por crear armas con una impresora 3D. Yoshitomo Imura, de 28 años de edad, ha sido condenado a 2 años de prisión por fabricar armas en su casa con una simple impresora 3D

Fue descubierto al publicar un vídeo en el que detallaba el proceso y juzgado por el Tribunal de Distrito de Yokohama. 

"La responsabilidad penal por este acto es grave ya que podría animar a otros a replicar el acto" ha declarado el presidente del tribunal Koji Inaba. Japón es un país con estrictos controles en el segmento de las armas.

Para fabricar las armas, Imura, ex empleado del Instituto de Tecnología de Shonan, utilizaba información obtenida de Internet, según publica el fallo, del que se ha hecho eco el medio NDTV Gadgets

Imprimen pistola de metal con impresora 3D

Las impresoras 3D están en auge y cada vez asistimos a un mayor número de creaciones curiosas en este tipo de componente. Desde usos médicos hasta arquitectónicos, pasando por juguetes o lúdicos, los usos que ya se le da a una impresora 3D se multiplican por mil. 

Tampoco es esta la primera vez que alguien crea un arma con una impresora 3D. Lo peligroso de fabricar una pistola con una impresora 3D es que el material con el que se crean no es detectable por equipos de seguridad regular, como los escáneres de los aeropuertos. Es por ello que se incrementa el riesgo de posibles problemas de seguridad. 

Esto ha hecho que en Estados Unidos, por ejemplo, se haya renovado el pasado mes de diciembre la prohibición de las armas de fuego que no contienen metal. 

En Japón muy poca gente puede tener armas debido a la restricción y férreo control que tienen allí respecto al uso y tenencia de armas.