Un sensor 3D de huellas dactilares para mejorar la seguridad

Un sensor 3D de huellas dactilares para mejorar la seguridad

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en EE.UU. ha desarrollado un nuevo sensor de huellas dactilares que, en lugar de tomar una imagen bidimensional del dedo, realiza un escáner en 3D con ultrasonidos, lo que permite mejorar la seguridad en las contraseñas biométricas.

Se está extendiendo entre los teléfonos móviles el uso de sensores de huellas digitales para desbloquear el terminal como una alternativa más cómoda y segura a otros códigos con los que se protege el dispositivo. Pero este método, aunque puede parecer muy seguro, en realidad no lo es tanto.

Esto es debido a que los sistemas que integran los smartphones toman una imagen bidimensional del dedo del usuario, y ésta puede falsificarse con facilidad, lo que supone un riesgo en caso de robo del móvil.

Para tomar la imagen en 3D de la huella digital, el sensor que han desarrollado estos investigadores utiliza una técnica de ultrasonidos similar a la de la ecografía médica.

El sensor se compone de un conjunto de dispositivos de ultrasonido microelectromecánicos (MEMS) mediante el que es posible capturar y reproducir imágenes que recogen, además de la superficie del dedo, una instantánea tridimensional de la capa de tejido que hay debajo de la huella dactilar. 

Así funciona el sensor de huellas 3D de Qualcomm

"Nuestros sensores de huellas digitales 3D ultrasónicos tienen la capacidad de tomar una imagen tridimensional y volumétrica de los dedos y los tejidos que hay debajo de la superficie, lo que permite hacer sensores de huellas digitales más robusto y seguros", asegura David A. Horsley, profesor de ingeniería mecánica aeroespacial de la Universidad de California.

No es la primera vez que escuchamos hablar de un sensor de huellas dactilares 3D y ya vimos hace unos meses la propuesta de Qualcomm, de manera que todo apunta a que este es el futuro de la identificación biométrica en los dispositivos móviles. Ahora sólo queda que esta tecnología se popularice y se empiece a implementar en los terminales. 

[Fuente: EurekAlert!]