Sonido envolvente Dolby Atmos, ¿qué es y cómo funciona?

Dolby Atmos

Seguro que más de una vez al ver el trailer de una películas has pensado ¿esa película hay que ir a verla al cine? Grandes producciones como el Señor de los anillos, El Hobbit, o cualquier película de acción que se precie, se disfruta mucho más en pantalla gigante, con un sonido repleto de graves y efectos de sonido envolvente.

Sonido y Laboratorios Dolby, son dos conceptos que desde la década de los 60 han ido siempre de la mano. Desde que en el año 1965 Dolby lanzara al mercado profesional su primer sistema de reducción de ruido A-Type, la compañía americana ha sido responsable de muchos de los hitos en el mundo del sonido, tanto en las salas de cine como en el ámbito doméstico.

Su última gran innovación se llama Dolby Atmos, y para conocerlo un poco más de cerca nos hemos desplazado hasta la sede de Best Digital –uno de los estudios de sonorización y doblaje más importantes de nuestro país–, en la que se encuentra una de las cuatro salas con certificación Dolby Premier Atmos que existen en el mundo.

Una espectacular sala que cuenta con un recinto de 500 metros cúbicos, equipado con una pantalla de proyección de 25 metros cuadrados, 5 conjuntos de Altavoces JBL THX biamplificados con etapas Crown de 10.000 vatios de potencia en total y 36 altavoces surround JBL THX Crown de 28.000 watios.

Aquí se han ‘dado voz’ a algunos de los grandes taquillazos del cine español, como ‘Las brujas de Zugarramurdi’ o ‘Torrente 5’. Dos películas que se caracterizan por ser de las primeras producciones nacionales con sonido Dolby Atmos.

¿Qué es Dolby Atmos?

Dolby Atmos es una tecnología de sonido que destaca por ser el primer sistema híbrido de sonido envolvente, en la que se entremezclan los canales clásicos del sonido (5.1, 7.1 o 9.1), denominados ‘Beds’ –encargados de generar el ambiente inmersivo que todos conocemos hasta ahora–, junto con objetos de sonido dinámicos conocidos como ‘objects’.

Dolby Atmos permite colocar hasta 128 de estos objetos en cualquier parte de la sala, con total versatilidad de movimientos e intensidad. Gracias a la presencia de altavoces de techo, los objetos también son regulables en altura (eje Z).

¿Cómo funciona Dolby Atmos?

El resultado es una experiencia sonora en 360 grados, en el que los distintos sonidos no pueden ubicarse en un conjunto de altavoces específico, como ocurre con los sistemas basados en canales.

En Dolby Atmos, los gritos, explosiones o susurros, se mueven indiscriminadamente a nuestro alrededor con total fluidez (especial mención para la simulación de lluvia que puedes ver al final del vídeo… impresionante).

El potente procesador de sonido Dolby Atmos se encarga de gestionar las diferentes señales, indicando en qué momento, con qué intensidad y en qué altavoz, debe reproducirse cada sonido.

La pista Dolby Atmos es siempre la misma, independiente de la configuración de altavoces disponible, y va embebida dentro de las pistas de sonido Dolby True HD y Digital Plus, por lo que es un sistema 100% escalable.

Sólo si se detecta un receptor compatible con la configuración de altavoces apropiada, podremos disfrutar de Dolby Atmos. De no ser posible se reproducirá la pista de sonido basada en canales de mayor calidad.

Dolby Atmos en casa

En casa, podremos disfrutar de Dolby Atmos actualizando nuestro amplificador AV por uno compatible y añadiendo la configuración 5.1, 7.1 o 9.1, un mínimo de dos altavoces de techo –Dolby Atmos es capaz de gestionar configuraciones de hasta 34 altavoces (24 de suelo + 10 de techo)–.

La nueva nomenclatura de los sistemas de sonido Dolby Atmos, añade un ‘tercer punto’ a los tradicionales 5.1, 7.1 o 9.1, pasando a especificaciones tipo 5.1.2, 7.1.4 y similares, en las que el último dígito indica el número de altavoces de techo de la instalación.

No es necesario cambiar el reproductor de Blu-ray ni cambiar los cables HDMI. Para solventar el ‘peliagudo asunto’ de la instalación de altavoces en el techo, podemos acudir a unos altavoces de suelo especiales que proyectan el sonido hacia el techo, emulando la presencia de altavoces virtuales sobre nuestras cabezas.

Marcas como KEF, Onkyo o Pioneer, ya están empezando a comercializar los primeros receptores A/V y altavoces para Dolby Atmos, aunque sus precios todavía son algo elevados al tratarse de productos muy específicos.

Su implantación como estándar se prevé lenta, aunque por lo que hemos podido sentir de primera mano, Dolby Atmos supone un salto cualitativo en el mundo del sonidos envolvente que merecerá mucho la pena.