Skip to main content

Tras años de juicios, un artista consigue que el escaneado 3D del busto de Nefertiti sea público y gratuito

Nefertiti

29/11/2019 - 23:42

La posesión de obras de arte por parte de los museos o los gobiernos siempre ha generado polémica. Principalmente, porque buena parte de los tesoros que exhiben los museos provienen directamente del robo y el saqueo durante invasiones y conquistas. Esto es especialmente obvio con el arte egipcio, en donde miles de obras de arte y momias fueron extraídas de Egipto durante la invasión de Napoleón, las guerras mundiales, o directamente por la falta de leyes de protección. Quien encontraba algo, se lo quedaba...

Por consenso, las cosas se han dejado como están, y las obras de arte pertenecen a los museos en donde se alojan actualmente, pese a que algunos países llevan décadas litigando. ¿Pero qué ocurre con los escaneados 3D de las obras de arte milenarias? ¿También pertenecen a los museos, o deben ser públicos y gratuitos?

El artista Cosmo Wenman sabía que el Museo Egipcio de Berlín había llevado a cabo un escaneado 3D de alta definición del popular Busto de Nefertiti, una de las obras cumbre del arte egipcio. Para su sorpresa, el museo alemán no le permitió usar dicho escaneado 3D.

Escaneado 3D

Este hermoso busto de 3.364 años de antigüedad fue descubierto por unos arqueólogos alemanes en 1920. Se lo trajeron a Berlín y desde entonces ha permanecido en el Museo Egipcio de la capital alemana.

Algunos museos, como el Smithsonian o la Galería Nacional de Dinamarca sí ofrecen los escaneados 3D de sus obras de forma libre y gratuita. Pero otros, como el Museo Egipcio de Berlín, no. Algunas entidades sostienen que estos escaneados 3D de alta resolución pueden utilizarse para crear reproducciones falsas de alta calidad.

Cosmo Wenman insistió al museo para que le dejasen usar esos escaneados 3D del Busto de Nefertiti para un proyecto artístico, pero el museo no cedió. Finalmente decidió llevarlo a juicio, y tras tres años de litigios los jueces le han dado la razón: Cosmo Wenman ha podido acceder a dicho escaneado 3D, y todo el mundo puede disfrutarlo libremente en la web Sketchfab, e incluso se puede ver en modo realidad virtual.

La noticia abre un interesante debate sobre a quién pertenece el escaneado 3D de una obra de arte milenaria. Los museos se resisten a cederlos, pero por ahora la ley alemana ha dado la razón al artista Cosmo Wenman.

Ahora se ha propuesto hacer lo mismo con los escaneados 3D del museo Rodin de Francia, incluyendo el de la famosa escultura El Pensador. El museo se ha negado a cederlos, y la propia ley francesa también está en contra, pero Cosmo Wenman va a litigar con los mismos argumentos que usó en el caso del Busto de Nefertiti.

Para Wenman, todo el mundo tendría que tener derecho a disfrutar y estudiar estos escaneados 3D de alta calidad, porque forman parte de la cultura humana.