18% de los drogadictos americanos compraron drogas online

18% de los drogadictos americanos compraron drogas en Internet, a través de Silk Road

No nos damos cuenta de la importancia que Internet tiene en nuestras vidas, hasta que leemos noticias como ésta.

Mucha gente utiliza la Red  para comunicarse, informarse, o para contactar con los amigos. Y al parecer, también para comprar droga.

No es una curiosidad, o una excepción. Según un estudio realizado por la revista Adiction, que nos llega vía Ars Technica, el 18% de los drogadictos norteamericanos compraron droga en Internet en los últimos meses, a través del mercado negro clandestino Silk Road, que el FBI desmanteló hace dos meses.

Sorprende que una cantidad tan significativa de gente se atreva a realidad una actividad ilegal a través de un medio público y rastreable como es Internet. Es cierto que Silk Road funcionaba a través de Tor, una red de anonimización que hace "rebotar" los accesos por distintos nodos, para que sea imposible rastrear la dirección IP original del usuario. Además también usa encriptación para codificar los mensajes.

Tor es un proyecto completamente legal, de hecho ha recibido numerosos premios y recibe fondos de diferentes entidades porque fomenta la privacidad y libertad en Internet, y combate la censura. Pero como toda herramienta, puede usarse para ayudar a la gente... o para delinquir.

El malware que atacó Tor podría haber sido creado por la NSA

Durante tres años, Silk Road, una red de traficantes de droga que operaba a través de Tor, vendió todo tipo de sustancias por Internet, aunque las pastillas de éxtasis y la marijuana fueron las más demandadas.

Entre los casi 10.000 clientes de Silk Road encuestados por el mencionado estudio de la revista Adiction, casi el 75% reconocen que la usaban por su amplio surtido de drogas. Entre el 72 y el 77% (según el país de origen de los encuestados) porque las drogas eran de mejor calidad que las que vendían en la calle.

Algo más del 60% alaban su sistema de clasificación de vendedores, pues los propios clientes los puntuaban.

Pese a que se pensaba que Tor era invulnerable, el FBI se las ingenió para entrar en la red y rastrear al fundador de Silk Road, que respondía al nombre de Dread Pirate Roberts.

Este mercado negro clandestino fue desmantelado en octubre. Detuvieron a ocho vendedores de droga, entre los que se encontraba el mencionado Pirata Roberts, que también fue acusado de contratar a un matón para asesinar a uno de los miembros de Silk Road.