Skip to main content

El manifiesto machista de un ingeniero de Google incendia las redes

El manifiesto machista de un ingeniero de Google incendia las redes

06/08/2017 - 17:59

Un manifiesto de un ingeniero de Google que afirma que las mujeres no son aptas para los trabajos tecnológicos por causas biológicas, se viraliza.

El sexo masculino, como género dominante, lleva en la cúspide de la pirámide más de 100.000 años. Y no va resultar fácil cambiar eso en apenas unas décadas de igualdad legal. Digo legal, porque la igualdad real está muy lejos de alcanzarse. Hoy en día, es una quimera.

Este fin de semana se ha filtrado a las redes un manifiesto machista de 10 páginas de un ingeniero senior de software de Google que circulaba internamente por la empresa, en el que se dicen cosas como que las mujeres no están preparadas biológicamente para trabajar en tecnología. No es un argumento nuevo, pero no por ello deja de causar impacto.

Las mujeres tienen ante sí paredes invisibles, techos de cristal que todo el mundo niega que existan, pero que son barreras tan reales como un muro de piedra que les impide aspirar a derechos tan básicos como un mismo sueldo por un mismo trabajo, o un ascenso en función de su valía profesional.

Las empresas tecnológicas presumen de modernidad, pero es uno de los sectores en donde este desequilibrio es más sangrante. Desde hace unos años, grandes compañías como Apple, Facebook o Google han puesto en marcha campañas para aumentar la diversidad e igualdad de género en sus plantillas. Algunas de esas empresas tenían plantillas en las que el 80% eran hombres y blancos.

Son campañas que no van a favor o en contra de nadie, sino que persiguen que todo el mundo tenga las mismas oportunidades y la misma valoración, sin importar su género, raza u origen, como ocurre con el proyecto de Google, Made with Code:

Pero se vive bien en la cúspide de la discriminación, y algunos de los que están encima no quieren perder su posición de privilegio.

En el manifiesto se pueden leer cosas como que "a las mujeres no les gusta programar porque están más interesadas en la gente y la estética" y que el bajo número de mujeres en "trabajos con un gran estrés", se debe a que "son más inestables emocionalmente". Suponemos que este ingeniero senior de software no incluye a las docenas de miles de enfermeras y médicas que hay en el mundo dentro de los "trabajos con gran estrés".

"Tenemos que dejar de asumir que la brecha de género implica sexismo", sigue el manifiesto. "Simplemente constato que la distribución de habilidades y preferencias entre hombres y mujeres difieren principalmente por causas biológicas, y esas diferencias podrían explicar por qué no hay una igualdad con las mujeres en la tecnología y las posiciones de liderazgo".

¿Son estas mismas "causas biológicas" las que hacen que tan pocas mujeres obtengan posiciones de privilegio en profesiones que van "sobre la gente y la estética" como el mundo de la alta costura o la alta cocina?, habría que preguntar al autor del manifiesto... 

El texto continúa en la misma línea que no solo justifica la discriminación de la mujer por causas biológicas, sino que también carga contra las políticas de diversidad de Google.

Las mujeres más poderosas del mundo de la tecnología

Al parecer, el manifiesto machista del ingeniero de Google llevaba días circulando internamente entre los empleados, hasta que la web Motherboard lo ha sacado a la luz. Como es lógico, ha indignado a las mujeres que trabajan en la compañía, que han pedido responsabilidades:

El manifiesto machista de un ingeniero de Google incendia las redes

Otras, afiman que abandonarán la compañía si Google no actúa:

Google despide al ingeniero autor del manifiesto machista

Y Google ha actuado, pero no para despedir a nadie, sino para encauzar el tema hacia un simple debate. Danielle Brown, Presidenta de Diversidad, Integración y Gobernancia, ha enviado una nota a todos los empleados aclarando que "ese no es el punto de vista de la compañía", y que "todo el mundo en Google debe sentirse libre para opinar".

Es, posiblemente, la decisión más inteligente. Un despido habría creado un mártir. Mientras Google no cambie sus políticas y programas de diversidad e integración, el manifiesto será solo eso, 10 folios llenos de ideología machista...

Pero el daño ya está hecho, y seguro que el ambiente de trabajo en la plantilla de Google no va a ser el mismo durante las próximas semanas...

Hedy Lamarr, la actriz más bella de Hollywood que inventó el WiFi

Tags:

#Google

Ver ahora:

Te recomendamos