Qué es 4G y qué necesitas saber antes de contratarlo

Conexión 4G LTE

Lo primero que tiene que tenerse en cuenta antes de contratar 4G es asegurarse de que uno tiene cobertura. Puede parcer una tontería, pero conviene meterse en las páginas de los proveedores para comparar que el punto de vista geográfico esta cubierto. Es necesario porque la conexión de cuarta generación tiende a perderse en cuanto uno se aleja un poco de los núcleos importantes de población. 

Por dar algunos datos, cedidos por la asociación de internautas, en Madrid, 54 de los 179 municipios tienen cobertura 4G. En otras ciudades, como Barcelona, sólo 16 de los 311 municipios están cubiertos.Y en Burgos, ni siquiera la capital tiene servicio. 

Pero a pesar de esto el 4G sigue siendo un avance significativo, que parece estar rematando el hecho de que los operadores ya no tienen negocio en las llamadas, sino en los datos.

De hecho, el servicio clásico de telefonía está siendo sustituido cada vez más por aplicaciones que permiten las llamadas de voz a través de Internet. Aplicaciones que, conforme mejora la calidad de las conexiones de datos, se van haciendo más y más populares. 

Por supuesto, las mejoras van ligadas a los grandes nombres de la telefonía. Movistar, Orange, Vodafone o Yoigo son los que ofrecen el servicio 4G en España, ya que ninguno de los operadores móviles virtuales u OMV ofrecen este tipo de conexión. 

Pero a la hora de contratar 4G con un proveedor, conviene saber que las tarifas de 3G no serán aplicables. El consumo de datos se hace más goloso al aumentar la velocidad de transmisión.

De hecho, un estudio del diario Expansión en Corea del Sur (donde esta tecnología está completamente aposentada) ha dado más información. Se ha concluido que el consumo medio de datos se ha elevado desde 1,1GB al mes en el primer trimestre de 2012 a 2,1 Gb al mes en la misma fecha de 2013. 

En descargar un juego de 20 Mb con 3G se tardaba aproximadamente y si todo iba bien, alrededor de 180 segundos. Con 4G, el tiempo se reduce a 25 segundos. 

Como siempre, el principal factor limitante es el precio (aunque tampoco demasiado). Éstas son las tarifas que ofrecen los distintos operadores:

Movistar: ofrece 1,5 Gb de tráfico mensual por 42,50 euros. En caso de superarse este tráfico, la compañía permite al usuario seguir disfrutando de tarifa de datos aunque con menor velocidad. 

Orange: Su tráfico es el más elevado, con 5Gb al mes por uno de los precios más baratos, 39,50 euros. Por otra parte, puede cobrar sobreprecio o reducir a velocidad si se supera la tarifa, dependiendo del tipo de contrato. 

Vodafone: Ofrece 4Gb por 60 euros (el más caro)

Yoigo: También 4GB, aunque reduce el precio a 39 euros justos. 

Así que si se analiza fríamente, sí que se puede ver un vídeo en HD en nuestro terminal con la tarifa 4G, pero consumiría una parte enorme del tráfico de que disponemos sin penalización. 

Teniendo en cuenta que el consumo medio de una videoconferencia sería 1 GB por hora de charla, un cliente de Movistar se quedaría sin datos en una hora y media. 

Como conclusión, y teniendo en cuenta que el 5G se espera para 2020, no está muy claro si a las telefónicas les dará tiempo a amortizar la inversión que ha supuesto el 4G, aunque sí que tienen algunas cosas a favor. Para empezar, se espera que a finales de 2014 se haya cubierto un 75% del territorio español con cobertura LTE, y también se mejorará la calidad de la señal tras utilizarse las frecuencias que se han liberado tras el llamado "dividendo digital"

Fotografía: Nick Smarto