Skip to main content

5 errores muy habituales en los currículos que deberías evitar

Teletrabajo

Andrea Núñez-Torrón Stock

13/04/2021 - 07:15

Preparar un currículum actualizado, completo y ameno que se encuentre adaptado a la empresa para la que presentas tu candidatura de empleo no es un proceso sencillo. Hoy te hablamos de cinco errores en este documento que las empresas no soportan y que pueden mandarte de vuelta a casa.

A la hora de elaborar un currículum potente y efectivo debes adaptarlo al país e idioma de la empresa, facilitar que se pueda visualizar adecuadamente desde los dispositivos móviles y editarlo según las características del puesto solicitado. Incluso puedes ser valiente y apostar por un formato interactivo. Además de los consejos a la hora de elaborarlo, existen diversos errores garrafales que pueden salirte caro en el proceso de selección. 

Recuerda que tu CV es una pantalla abierta al mundo, un espejo que debe proyectar tus mejores cualidades, tu formación específica y las competencias adquiridas que te hacen ser un buen candidato para el puesto al que te postulas. Si evitas los siguientes errores a la hora de redactarlo, tendrás mucho terreno ganado. ¡Presta atención!

5 fallos imperdonables en tu currículum

  1. Longitud excesiva: Los CV no deben ser parrafadas tediosas, ni tener la longitud del capítulo de un libro. La sobreabundancia de adjetivos es un craso error, así como extensión superior a las dos páginas. Es mucho más recomendable destacar algunos logros obtenidos relacionados con la solicitud concreta del puesto.
  2. Jerga vacía: No utilices expresiones manidas y demasiado chirriantes como jugador de equipo o gran comunicador, ya que resultan molestas para los reclutadores. Intenta buscar vías concisas y creativas de destacar tus competencias en tu currículum, sin resultar pedante o repetitivo.
  3. Foto desastrosa: No incluir imagen en tu CV o poner una foto recortada de tus redes sociales, totalmente desactualizada o con una mala calidad de imagen se trata de un error. Apuesta por tener una foto con buena resolución, presentando una imagen cuidada y sonriente. Sin embargo, recuerda que en algunos países no debes incluir la foto por cuestiones legales.
  4. Tipografía errónea: A una empresa puede horrorizarle una fuente con tamaño gigante para crear efecto relleno, o una letra demasiado pequeña que implique un esfuerzo extra para leerlo. Huye de fuentes como la Comic Sans y aboga por alternativas tipográficas como Times New Roman, Helvética, Garamond o Didot para tu CV.
  5. Formal y rígido: Si utilizas un tono excesivamente formal y rígido puedes perder atractivo, porque no permites al reclutador obtener detalles de tu, además de que puedes parecer prepotente o exagerado con respecto a las ventajas que te diferencian del resto.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.