Skip to main content

Alimentos que ayudan a estimular el crecimiento del pelo

Robot peluquero
user

13/02/2020 - 07:10

El cabello tiene que soportar mucha tensión y estrés, pero también adolece de ciertas deficiencias nutricionales, desequilibrios hormonales, embarazo, quimioterapia, herencia, uso farmacéutico, enfermedades autoinmunes y docenas de otras causas periféricas.

Si bien algunas de las causas de la pérdida de cabello no se pueden evitar, una de las mejores cosas que puede hacer por la salud de su cabello es poner tu dieta en el centro de la diana. Por ello, recopilamos diez alimentos que previenen la caída, fortalecen tu pelo y proporcionan nutrientes clave para tu cuero cabelludo.

Google Home

Google Home

Google Home es el altavoz inteligente de Google que integra el asistente virtual por voz Google Assistant. Tiene unas dimensiones de 142,8 x 96,4 mm y permite controlar por voz otros objetos inteligentes del hogar como luces, electrodomésticos, etc.

Fresas

Las frutas que tienen un alto contenido de vitamina C y otros antioxidantes son excelentes alimentos para estimular el crecimiento del cabello  La vitamina C es un componente clave en la producción de colágeno, que desempeña un papel clave en la fuerza y ​​la durabilidad del cabello.

Almendras

Las almendras tienen niveles muy altos de vitamina E, que no solo protege la piel y los folículos pilosos del estrés oxidativo y el daño, sino que también es parte integral de la producción de queratina, presente en los filamentos del cabello y contribuye a mejorar su fuerza y ​​la apariencia. Las almendras, las semillas de girasol y los piñones son algunas otras fuentes excelentes de esta vitamina esencial.

Semillas de lino

Cuando no cuidas tu cabello adecuadamente este puede volverse frágil y quebradizo, incrementando las posibilidades de pérdida de cabello. Si deseas aumentar el nivel de aceites naturales y saludables en su cuero cabelludo y prevenir el estrés oxidativo, los ácidos grasos omega-3 pueden ayudarte, con alta concentración en las semillas de lino. 

Frijoles

Los frijoles son una fuente rica de hierro, fundamental para la circulación sanguínea. Si tiene suficiente sangre oxigenada que fluye hacia el cuero cabelludo y otras extremidades, se estimula y mantiene el crecimiento del cabello. Si agregas frijoles a tu dieta de forma regular o diaria, puedes mejorar considerablemente la fuerza de tu cabello y prevenir la pérdida de cabello.

Vegetales de hoja verde

Probablemente nunca haya oído hablar de metilsulfonilmetano (MSM) o azufre orgánico pero esta sustancia desempeña un papel muy importante en la salud y el patrón de crecimiento capilar pues estimula el desarrollo de la queratina. Lo encontrarás en los vegetales de hoja verde.

Ostras

Una causa comúnmente conocida de pérdida de cabello es la deficiencia de zinc, un mineral fundamental para la salud del cuero cabelludo y la fortaleza del cabello. Afortunadamente, una ración de ostras proporciona casi el 500% de su ingesta diaria requerida de zinc.

Aguacates

Si desea estimular el crecimiento del cabello y prevenir el estrés oxidativo en el cuero cabelludo, la sabrosa fruta tropical tiene la clave por si riqueza en ácidos grasos omega-3, muy importantes para la salud de los folículos pilosos. Incluso es recomendable usar aguacates para hacer mascarillas caseras.

Salmón

El salmón es un pescado azul graso rico en ácidos grasos omega-3, que brindará elasticidad y firmeza a tu cabello. 

Huevos

Los huevos no solo constituyen una rica fuente de proteínas sino también de biotina, una vitamina B soluble en agua que ayuda a la salud del cuero cabelludo.

Agua

La hidratación es una parte importante de todo proceso corporal, incluido el crecimiento del cabello. Una cuarta parte del cabello está compuesto de agua, pero sin una hidratación adecuada, el crecimiento se ralentizará y el cabello se debilitará. El agua mantiene el cabello con un aspecto sedoso y brillante, así como suave y saludable. La cantidad recomendada de agua cada día es de 8 a 10 vasos dependiendo de tu altura, peso, actividad física, edad o género.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.