Skip to main content

Alimentos para fortalecer tu sistema inmunitario

Ajos

Deposit Photos

user

30/03/2020 - 05:33

Con la llegada del otoño a nuestros hogares se abre la veda de la temporada de resfriados y gripes. Por ello, es vital que incluyas en tu dieta alimentos que mejoren tu sistema inmunitario, como las frutas ricas en vitamina C y zinc, así como otras comidas ricas en nutrientes como colágeno, los probióticos o la vitamina A.

En la siguiente lista encontrarás alimentos que fortalecerán tus defensas, te ayudarán a prevenir de forma más eficaz la aparición de enfermedades y estimularán tu sistema inmunológico de forma natural. ¡Toma nota de ellos e incorpóralos a tus platos!

Pimiento rojo

Estas hortalizas pueden presumir de tener aproximadamente el doble de la cantidad de vitamina C que la mayoría de las frutas y verduras. Además de ayudar a reducir la duración y la gravedad de los resfriados, también contribuyen a la producción de colágeno, fundamental para una piel sana, algo esencial ya que se trata de la primera línea de defensa contra los gérmenes.

Batatas

También denominadas boniatos, contienen más de tres veces el valor diario (DV) de vitamina A, además de ser una buena fuente de vitamina B6, magnesio y vitamina C.

Arándanos

Una taza de arándanos te proporciona el 16% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células de daño de los radicales libres. No te olvides de añadir esta fruta a yogures, batidos, postres o avena.

Yogur y kéfir

El yogur y el kéfir son excelentes formas de fortalecer el sistema inmunitario porque brindan múltiples probióticos útiles, un conjunto de bacterias y levaduras vivas beneficiosas para mejorar la salud digestiva. El sistema inmune es el vínculo principal entre nuestras bacterias intestinales y cómo influye en nuestra salud, por lo que tener un sistema digestivo saludable es crucial. Hay muchas cepas diferentes de probióticos, pero la más común es el lactobacillus, que se encuentra en el yogur y el kéfir.

Pomelo

Es rico en vitamina C: la mitad de una pieza de esta fruta te aporta el 68% de la ingesta diaria recomendada, estimulando tus células para combatir las bacterias y los virus.

Garbanzos

Son una rica fuente del mineral zinc, que ayuda a fortalecer las defensas para combatir las bacterias y los virus. Puedes hornearlos como snack, preparar potajes o hacer un rico hummus.

Setas shiitake

Diversas investigaciones respaldan que las setas shiitake reducen la inflamación y estimulan el sistema inmunológico. En la medicina china, estos alimentos se han utilizado durante muchos años como un refuerzo inmunológico, siendo una rica fuente de cobre, selenio, zinc y vitaminas B y D.

Semillas de girasol

Un puñado aporta el 35% del valor diario de vitamina E, que funciona como un antioxidante que neutraliza los radicales libres y puede mejorar la función inmune. Estas semillas también son ricas en proteínas y magnesio.

Espárragos

Este alimento, tan habitual en la dieta mediterránea, es una gran fuente de fibra prebiótica, la fibra vegetal no digerible que alimenta los probióticos en el intestino. Teniendo en cuenta que el 70% de tu sistema inmunitario vive en el intestino, dale caña a esos espárragos.

Té verde

Su riqueza en compuestos antioxidantes específicos conocidos como EGCG, así como e aminoácido L-teanina, más conocido por sus efectos positivos en la función cerebral, pero también la inmune, hacen a esta infusión merecedora de aparecer en el listado.

Ajo

Existen muchas razones para comer ajo a diario, y una de ellas es que contiene la enzima aliinasa, que convierte la aliina en alicina, un compuesto de azufre beneficioso que mejora la función inmune y evita el resfriado común y la gripe. La alicina se activa especialmente al picar o triturar y dejar reposar durante 10 minutos y es más biodisponible cuando se consume crudo. 

Brócoli

En estos vegetales jugosos y tiernos está presente una sustancia química llamada sulforafano fundamental para combatir los radicales libres y prevenir enfermedades.

Semillas de calabaza

“Las semillas de calabaza son ricas en zinc, el mineral más querido por el sistema inmunitario y que también disminuye el estrés oxidativo y la generación de citocinas inflamatorias. Por otra parte, disminuye la ansiedad social y el insomnio.

Cúrcuma

Esta especia oriental destaca por contener un antiinflamatorio llamado curcumina, que estimula la activación de las principales células de combate del sistema inmunitario, conocidas como células T.

Huevos

Te brindarán luteína, un carotenoide que funciona al mejorar la respuesta inmune inherente del cuerpo. Como antioxidante, la luteína también combate el estrés oxidativo que aumenta cuando estamos enfermos, ya que el cuerpo tiene mayores necesidades de proteínas en dicho estado.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.