Blue Origin se acerca al primer vuelo comercial al espacio

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Blue Origin se acerca al primer vuelo comercial al espacio

Blue Origin ha completado con éxito su cuarta operación de lanzamiento y aterrizaje del cohete New Shepard y su cápsula de crucero. Con una nueva prueba a sus espaldas, la compañía de Jeff Bezos está cada vez más cerca de convertirse en la primera en enviar turistas al espacio con su vehículo.

No solo eso, sino que también están perfeccionando la habilidad de reutilizar cohetes suborbitales una y otra vez, algo que nunca se había hecho y que reduce muchísimo los costes. Ya son cuatro los lanzamientos y aterrizajes del vehículo New Shepard, haciendo que incluso el hecho de reutilizar un cohete parezca algo sencillo.

El proposito de su última misión, la cual fue retransmitida en directo, era plantear una situación en que uno de los paracaídas de la cápsula de crucero del cohete New Shepard fallaba durante el descenso. Lógicamente, es necesario realizar infinidad de pruebas antes de aventurarse a lanzar a los primeros turistas al espacio.

El turismo espacial será posible en 2018

Tras un ascenso de varios minutos el cohete New Shepard llegó a su máxima altitud y la cápsula de crucero se separó del resto del cohete. El cohete fue descenciendo rápidamente hasta que, tal y como se puede ver en el vídeo anterior, su impulsor volvió a activarse poco antes de tocar tierra para permitir así un aterrizaje realmente limpio.

La atención entonces se centró en la cápsula de crucero, donde irían los turistas espaciales disfrutando de una caída libre desde 'el límite entre el espacio y la atmósfera de la tierra'. En una situación normal tres paracaídas se desplegarían durante su descenso, pero Blue Origin quiso comprobar qué ocurría si fallaba uno, así que desplegaron solo dos, aunque no hubo ningún problema y sus retrocohetes permitieron realizar un correcto aterrizaje.

¿Quieres unas vacaciones diferentes? Aprovecha este código descuento Atrápalo

Antes de la prueba avisaron que si se detectaba alguna anomalía desplegarían los tres paracaídas, aunque no fue así y fue posible ejecutar la prueba con solo dos. Esta cápsula está diseñada pensando en los pasajeros, y contará con la ventana más grande incluida hasta la fecha en un vehículo espacial para ofrecer la mejor vista posible, aunque el modelo actual no la tiene.