Logo Computerhoy.com

Cómo aumentan las posibilidades de contagiarse en el transporte público según donde te sientes

Life

Cristina Fernández Esteban

- Actualizado:
Mascarilla autobus

Investigadores del IBM Research Europe analizaron lo que sucede cuando se exhalan gotitas derivadas del habla en una fila de pasajeros sentados en un espacio ventilado, como los del transporte público.

Desde que comenzó la pandemia, científicos han abordado la rapidez y probabilidad de contagio que suponen diversas actividades y lugares públicos. Incluso se ha creado una plataforma que estima el riesgo de contagiarse de coronavirus que tiene una persona en distintas situaciones de su día a día.

Por ejemplo, los pasajeros de los aviones tienen el doble o incluso el triple de posibilidades de contagiarse de COVID-19 durante un vuelo desde la aparición de la variante omicron. Sobre todo si vuelan en clase económica.

Un estudio reciente ha evaluado cómo los sistemas de ventilación del transporte público transmiten virus y cómo evolucionan las gotas exhaladas en espacios ventilados. El objetivo, comprobar si esos sistemas de ventilación se pueden mejorar para mitigar la transmisión del virus.

Xiaomi Mi Band 6 en Amazon

Xiaomi Mi Band 6 en Amazon

Última edición de la pulsera de actividad de Xiaomi con monitor de actividad física, sensor de ritmo cardiaco y medición de oxígeno en sangre con una mejor y mayor pantalla.

Cómprala al mejor precio

El trabajo, realizado por investigadores de IBM Research Europe, desarrolló un modelo con un nivel de detalle sin precedentes, centrado en las condiciones más características de la transmisión asintomática. El modelo multifísico involucró la dinámica del aire y las gotas, la transferencia de calor, la evaporación, la humedad y los efectos de los sistemas de ventilación.

Asimismo analizaron lo que sucede cuando se exhalan gotitas de habla de una fila de pasajeros sentados en un espacio ventilado, como los de los vehículos de transporte público. 

Representaron un espacio rectangular genérico con infinitas filas de un diseño de 3 a 3 pasajeros y una situación en la que los pasajeros en diferentes asientos (asiento del pasillo, el medio o la ventana)   pronunciaban una vocal durante unos segundos. 

Los hallazgos, publicados en Physics of Fluids, mostraron un buen rendimiento general, con un promedio del 24,1% de las gotas eliminadas a través del sistema de escape en los primeros 40 segundos. 

En cuanto a la distribución, las gotas del asiento de la ventana se elevaban más e invadían el espacio de otros pasajeros en menor medida poco después de la exhalación. 

En contraste con esto, las liberadas desde el asiento del medio contaminaron más a los pasajeros del pasillo. —Lo que indica que el flujo descendente de ventilación personal en los asientos del pasillo podría mover las gotas hacia abajo y aumentar el riesgo de infección—.

Por último, las gotas expulsadas del pasillo fueron arrastradas hacia abajo por el sistema de ventilación inmediatamente.

No obstante, en este trabajo no se consideraron estrategias de mitigación como el uso de mascarillas, ya que la investigación estuvo centrada en la influencia que tiene la ventilación cruzada en la propagación de determinados patógenos transportados por gotículas.

“Al visualizar las gotas y el flujo, te das cuenta de la cantidad de fenómenos físicos que tienen lugar a nuestro alrededor y que pasan desapercibidos, como las complejas interacciones entre las acciones naturales del cuerpo, la exhalación y la ventilación”, afirma en nota de prensa Carlos Peña-Monferrer, uno de los autores del estudio. 

"Cuando se trata de prevenir el riesgo de infección, esto es precisamente lo que hace que sea difícil de contener".

Con el foco puesto en poder ayudar a diseñar futuros sistemas de ventilación para entornos más seguros, el equipo busca reproducirá nuevas condiciones de la actividad humana en los distintos vehículos del transporte público o incluso otros entornos.

“Estas simulaciones de alta resolución se enfocaron en vehículos de transporte público, pero podrían extenderse a edificios comerciales o residenciales, instalaciones de atención médica, oficinas o escuelas”, sopesa Peña-Monferrer.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Cristina Fernández Esteban.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además