Skip to main content

El enorme iceberg A68 está girando y podría colisionar con la Antártida

iceberg antártida

04/09/2018 - 15:07

Un enorme iceberg que se desprendió el año pasado de la Antártida ha empezado a moverse a gran velocidad y amenaza con colisionar con la plataforma de hielo de la que se desgajó.

En el mes de julio de 2017 se desprendió de la Antártida uno de los icebergs más grandes de la historia. El iceberg, conocido como A68, tenía un tamaño de unos 6.000 kilómetros cuadrados, y se desgajó de la plataforma de hielo llamada Larsen C, dividiéndola en dos. Este desprendimiento se produjo como consecuencia de una gran grieta detectada en la superficie de la Antártida desde hace más de una década, cuya fisura empezó a avanzar más deprisa a partir del año 2014 debido al cambio climático.

Aunque las previsiones sobre su evolución señalaban que lo más probable era que se partiera en fragmentos, el A68 se hundió. Las imágenes satelitales revelaron que, cerca de un año después, el iceberg se encontraba anclado en el lecho marino poco profundo de al Reserva de Hielo de Bawden, resistiendo las fuerzas de las corrientes oceánicas, las mareas y los vientos.

Sin embargo, ahora las cosas han cambiado. A partir de julio de este año, las imágenes muestran que el A68 ha empezado a desviarse de manera repentina, virando hacia el norte con gran velocidad. "Entre el 7 y el 12 de julio, las condiciones meteorológicas y las corrientes oceánicas conspiran para hacer girar los trillones de toneladas del gigantesco iceberg A68 en sentido contrario a las agujas del reloj", afirma Mark Brandon, oceanógrafo polar de la Open University de Reino Unido.

Este experto no está seguro de hacia dónde se dirige el iceberg, pero cree que si continúa la tendencia actual, el A68 podría acabar en una vasta zona de aguas abiertas y hielo joven situada al oeste de su posición actual, y terminaría colisionando con el frente de hielo de Larsen C. 

Pero, ¿qué es lo que ha favorecido este desplazamiento repentino del enorme iceberg? Brandon no lo sabe con certeza, pero cree que algo extraño ha estado sucediendo. "Se necesita mucha energía para que un trillón de toneladas de hielo se muevan", afirma en su blog.

La Antártida ha perdido 3 billones de toneladas de hielo en 25 años

Martin O'Leary, glaciólogo de la Universidad de Swansea de Reino Unido, considera que el movimiento repentino podría deberse o bien a los vientos y corrientes oceánicas, o bien al proceso natural de adelgazamiento del hielo, que ha podido levantar el iceberg del lecho marino en el que descansaba. "En cualquier caso, parece que el iceberg es ahora mucho más libre para moverse, así que probablemente continuará girando y saliendo al mar".

Por el momento no está claro cuál será el futuro del A68, así que tendremos que esperar a ver cómo evoluciona en las próximas semanas y meses. La buena noticia es que su movimiento podría despejar un área submarina atrapada bajo el hielo durante 120.000 años, lo que daría a los investigadores la oportunidad de estudiar este ecosistema.

Ver ahora: