Este implante vaginal podría prevenir la infección del VIH

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
implante prevencion vih

Un equipo de científicos de la Universidad de Waterloo (Canadá) ha desarrollado un nuevo método para proteger de la infección del VIH. Se trata de un implante vaginal que tiene la capacidad de disminuir el número de células T que el virus puede atacar en el tracto genital de una mujer. Todavía es necesaria más investigación para saber si se puede emplear como método de prevención independiente o es necesario utilizarlo conjuntamente con otros. 

Cuando un virus entra en el organismo, el sistema inmunitario moviliza las células T con la finalidad de combatirlo. El VIH aprovecha este proceso para entrar en contacto con las células T y corromperlas, infectando a la persona. En cambio, cuando las células T permanecen en reposo y no intentan luchar contra el virus, el VIH no llega a infectar al paciente. 

"Sabemos que algunos medicamentos que se toman por vía oral nunca llegan al tracto vaginal, por lo que este implante podría proporcionar una manera más eficaz para que las células T no respondan a las infecciones y prevenir la transmisión de una manera más segura y barata", explica Emmanuel Ho, profesor de la Escuela de Farmacia de Waterloo. 

Crean una pastilla que controla el VIH con una dosis semanal

Para desarrollar el implante, el equipo se inspiró en investigaciones previas que habían observado casos de mujeres que no contraían la enfermedad después de mantener relaciones sexuales con hombres infectados por el virus. Los científicos descubrieron que esto era debido a que estas mujeres tenían unas células T inmóviles, una característica que quisieron inducir con fármacos en la vagina, que es el punto de infección.

El implante se compone de un tubo hueco y dos brazos flexibles que ayudan a fijarlo y mantenerlo en su lugar. Está cargado con hidroxicloroquina (HCQ), que se va filtrando lentamente a través del material poroso del tubo y es absorbida por las paredes de la vagina.

El equipo ha efectuado pruebas en modelos animales, observando que el implante reduce eficazmente la activación de las células T. "Lo que aún no sabemos es si esta puede ser una opción independiente para prevenir la transmisión del VIH o si es mejor utilizarla junto con otras estrategias de prevención", explica Ho. 

[Fuente: Universidad de Waterloo]