Skip to main content

Estos serán los planetas habitables tras la destrucción de la Tierra

Encélado, luna de Saturno

17/05/2016 - 14:30

Nuestro Sol nos da vida, y también nos la quitará. La Tierra existe gracias al Sol y dejará de existir por el mismo. El Sol es nuestro juez de vida que dictará sentencia en unos miles de millones de años, y la humanidad sólo tendrá dos opciones: morir o buscar nuevos planetas habitables. No haría falta irnos a varios años luz de distancia, porque en nuestro propio Sistema Solar tenemos dos lunas habitables.

A la Humanidad solo le quedan entre 5.000 y 8.000 millones de años para buscar un nuevo lugar habitable. Este será el tiempo estimado en el que nuestro Sol se transformará en un gigante rojo que consumirá Mercurio y Venus y convertirá a la Tierra en un desierto con arena de lava. Nuestro Sol es joven, sólo tiene 4600 millones de años, pero está a un máximo de 8.000 millones de años de convertirse en una estrella gigante roja, y eso es incompatible con nuestra vida.

Astrónomos de la Universidad de Cornall en Nueva York sostienen que no es necesario irse a buscar exoplanetas fuera de nuestro Sistema Solar que están a años luz de distancia, sino que muy cerca de nosotros tenemos dos lunas que podrían acabar siendo habitables en unos miles de millones de años.

zona habitable sistema solar

Cuando el Sol se convierta en una gigante roja, la zona habitable actual, que comprende la Tierra y Marte, pasará a estar en Júpiter y Saturno. Si bien es sabido que estos dos planetas son gaseosos, habría que mirar cuáles de sus lunas tendrían mayores papeletas para albergar la vida, y dos se llevan el principal premio: Europa (Júpiter) y Encélado (Saturno).

Según el informe presentado por Ramses M. Ramírez y Lisa Kaltenegger, el planeta Tierra ya habría consumido la mitad de su existencia en el Sistema Solar, aunque el ser humano sólo ha existido en un porcentaje minúsculo de este tiempo. Aún así, en vista de que con la tecnología actual se necesitarían miles de años para llegar a otras galaxias para encontrar vida, a la humanidad le saldría mucho más rentable lanzar expediciones en nuestro sistema que irse, por ejemplo, a los confines desconocidos del Universo.

[Fuente: Forbes]