Skip to main content

En un futuro la falta de oxígeno en la Tierra extinguirá a todos los seres vivos, dicta un estudio

Atmósfera de la Tierra

DepositPhotos

06/03/2021 - 19:17

Un catastrófico estudio viene a decir que en poco más de 1000 millones de años apenas habrá oxígeno en la Tierra, y eso parece un problema.

Todos sabemos que el planeta Tierra tiene fecha de caducidad, y es por ello que la humanidad ha emprendido la exploración espacial para buscar otros mundos habitables para cuando el nuestro ya no sea un lugar en el que se pueda vivir.

Y es que antes de que nuestro planeta sea engullido por el Sol, es probable que toda la vida aeróbica compleja de la Tierra morirá a medida que los niveles de oxígeno se agoten en la atmósfera. Antes de que te lleves las manos a la cabeza, es probable que esto suceda de aquí a 1000 millones de años, o incluso mucho más tarde, según ha estimado un equipo internacional de investigadores.

Según recoge New Scientist, la atmósfera de la Tierra volverá a los niveles de oxígeno considerablemente más bajos de su historia temprana, y eso será una mala noticia sobre todo para los seres humanos. Científicos compuestos por profesionales ambientales de la Universidad de Toho en Japón y también por el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta afirman que en aproximadamente 1080 millones de años los niveles de oxígeno atmosférico caerán por debajo del 1 %.

Este estudio forma parte del Nexus for Exoplanet System Science de la NASA, una iniciativa para estudiar la habitabilidad de los exoplanetas. Afirman que la caída de oxígeno es muy extrema, dado que se está hablando de 1 millón de veces menos de oxígeno del que hay hoy día en la Tierra, en un proceso que ocurriría en un lapso de 10.000 años.

Esto lo explican porque a medida que el Sol se calienta hará que más dióxido de carbono absorba calor en la atmósfera. Esto hará que estos niveles de CO2 sean lo suficientemente bajos como para que las plantas ya no puedan depender de la fotosíntesis, lo que desencadenaría en un evento de extinción masiva.

Con la falta de oxígeno en la atmósfera se vería un aumento en los gases de metano, con niveles que se elevarán hasta 10.000 veces la cantidad en comparación con la actual. También el ozono se agotaría, haciendo que la superficie de nuestro planeta sea golpeada con luz ultravioleta del Sol.