Skip to main content

El motivo por el que en algunos países se usan mascarillas y en otros no

BYD fabrica mascarillas

Andrea Gómez Bobillo

02/04/2020 - 07:30

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus, el mundo entero se ha acostumbrado a ver a gente con mascarillas por las calles de ciudades donde eso nunca antes había ocurrido. En algunas ciudades, el uso de estas mascarillas se ha normalizado tanto que el no llevarlas supone el rechazo social, mientras que en otras ciudades sigue siendo perfectamente aceptable no llevarla cuando se sale del confinamiento en el que millones de personas se encuentran en estos momentos. 

Según informa BBC, la razón por la cual algunos países tienen un punto de vista u otro sobre esto no depende solo de directivas gubernamentales y consejos médicos, sino también de cultura e historia.

La Organización Mundial de la Salud solo aconseja que la lleven aquellos que estén enfermos o muestren síntomas y los que tienen que estar en contacto con contagiados por coronavirus. Para el resto de la población, su uso no es necesario ya que no protege de la partículas que transmiten el virus y, además, puede general una falsa sensación de seguridad. Para evitar el contagio, es mucho más efectivo el lavado adecuado de las manos.

Pese a eso, en muchas zonas de Asia, como Hong Kong, Japón, Tailandia y Taiwán, se usan las mascarillas por defecto ya que se da por hecho que cualquiera puede ser portador del virus. Tal es esa creencia que, en algunas partes de China, los ciudadanos pueden llegar a ser arrestados por no usarla.

Las personas que no usan mascarillas en estos lugares también han sido estigmatizadas, hasta el punto de no permitirles la entrada en tiendas y edificios.

Pero en muchos países asiáticos el uso de mascarillas viene de mucho antes del brote de coronavirus, bien por cultura, por la alta contaminación o bien porque se considera de mala educación estornudar o toser abiertamente. Además, el brote de virus SARS de 2003 llevó a la generalización de su uso.

Ante la escasez actual de mascarillas en el mercado, gobiernos como el de Singapur instan a no usarlas para garantizar que los que de verdad las necesitan tengan acceso a ellas. Por ejemplo, en Corea del Sur ya han tenido que racionarlas.

Leer más: La otra cara del desabastecimiento de mascarillas: personas alérgicas, inmunodeprimidos o pequeños fabricantes, los principales damnificados

Pero cada vez más expertos cuestionan el consejo oficial de la OMS ya que, por ejemplo, hay mucha gente asintomática que no es consciente de que son portadores del virus y pueden haber causado muchos de los contagios. Como en China, donde se estima que un tercio de todos los casos positivos no muestran síntomas, según datos clasificados del gobierno chino vistos por el South China Morning Post

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Andrea Gómez Bobillo.