Skip to main content

Lo que nadie había pensado: las mascarillas afectarán al desarrollo emocional de los niños

ninos mascarilla

Depositphotos

10/06/2020 - 07:32

Llevar mascarilla no solo es algo molesto para los niños, también puede afectar a algunas de sus capacidades de comunicación y empatía.

Una vez asumido el hecho de que todos los adultos debemos llevas mascarillas como modo de prevención contra el coronavirus, surgen una serie de problemas que acompañan a la situación. Estos no solamente hacen referencia a la comodidad, roces en la piel o problemas respiratorios, en el caso de los más pequeños pueden afectar a su desarrollo.

Con los niños y niñas existe un aprendizaje que es individual y que se desarrolla en sus capacidades cognitivas, el de las conocidas como células de la empatía. Estás son clave en el aprendizaje emocional y su formación se da de forma insconsciente mediante la interacción social.

Si alguien bosteza, tú lo haces, del mismo modo que sientes la emoción, el dolor o la risa de tal modo que casi se puede decir que te contagian. Estas neuronas son muy importantes en el primer año de edad, según BBC, pero también en los años de escuela.

El problema surge cuando las mascarillas bloquean las señales no lingüísticas del cuerpo: gestos e indicios de la cara que transmiten información y que en ocasiones ni siquiera van acompañados de palabras son clave en nuestra comunicación. Carecer de ellos cuando somos adultos no es importante porque hemos aprendido a manejarnos en sociedad, pero siendo niño puede ocasionar un déficit en el aprendizaje.

Ocultar el rostro no solo produce una falta de referencias en otras personas, también se acrecienta la distancia y la empatía hacia los demás. Y este puede ser un problema si se alarga.

De momento, parece que en los centros escolares van a tener que llevar máscarillas los profesores y los niños a partir de cierta edad. Seguramente este será un tema que se tomará en cuenta con los más pequeños en el caso de alargarse el tiempo con las mascarillas puestas.