Skip to main content

Un parche flexible para monitorizar el corazón y otros signos vitales

wearable que controla el corazon

25/05/2016 - 16:14

Investigadores estadounidenses han desarrollado un wearable que monitoriza distintos parámetros de la salud, así como controlar el funcionamiento del corazón.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha desarrollado un dispositivo wearable que permite monitorizar distintos parámetros de la salud, así como controlar el funcionamiento del corazón.

Se trata de un pequeño aparato llamado Chem-Phys que se lleva adherido a la piel como un parche. El dispositivo está compuesto por un conjunto de sensores flexibles y una placa electrónica, y cuenta con conectividad Bluetooth para transmitir los datos que recoge.

El parche es capaz de controlar las señales bioquímicas y eléctricas del organismo en tiempo real. Efectúa registros de electrocardiograma, de las señales del corazón y los niveles de lactato, un compuesto bioquímico que se utiliza como marcador del esfuerzo físico. 

 

Los científicos que lo han desarrollado están muy satisfechos con el resultado porque, a diferencia de otros wearables de similares características presentes en el mercado, el Chem-Phys puede medir varias señales, entre ellas las bioquímicas. "Uno de los objetivos generales de nuestra investigación era la construcción de un dispositivo portátil que pueda medir simultáneamente toda una serie de señales electrofisiológicas de manera continua durante todo el día", explica Patrick Mercier, autor principal de la investigación.

Parche corazón

Chem-Phys se puede colocar en el pecho y se comunica de manera inalámbrica con el teléfono móvil, el reloj inteligente o el ordenador portátil. Puede tener una amplia gama de aplicaciones, desde deportistas que quieran efectuar un registro pormenorizado de sus entrenamientos a médicos que necesiten monitorizar a los pacientes con enfermedades del corazón.

El equipo ha probado el funcionamiento del parche con tres hombres que llevaron el dispositivo colocado en el pecho mientras realizaban entre 15 y 30 minutos de actividad intensa en una bicicleta estática. Dos de los sujetos utilizaron también una pulsera comercial para medir la frecuencia cardíaca.

Este parche podría curar enfermedades del corazón

Los datos recogidos por los electrodos de electrocardiograma del parche coincidieron con los que había registrado la pulsera, y la medición del lactato se asemejó mucho a los datos obtenidos durante los entrenamientos de intensidad creciente en otros estudios. 

Ahora, los científicos están trabajando en la mejora del Chem-Phys y tienen previsto incorporar otros sensores para otros marcadores químicos, como el magnesio y el potasio, así como para otros signos vitales.