Logo Computerhoy.com

Un veneno mortal podría ayudar a tratar el cáncer

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Un veneno mortal podría ayudar a tratar el cáncer
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Investigadores han descubierto que el veneno mortal del caracol cono puede usarse para tratar el cáncer, la tuberculosis, el Parkinson y otras enfermedades.

Quizá te sorprenda saber que innumerables medicamentos provienen de los venenos de todo tipo de animales. Sus propiedades paralizantes, o su capacidad para matar a células o microoorganismos es aprovechado por la ciencia para desarrollar medicamentos que curan enfermedades o reducen el dolor.

Científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos han descubierto que el veneno mortal del caracol cono sirve para tratar enfermedades como el cáncer, la tuberculosis o el Parkinson. De hecho han encontrado más de una docena de aplicaciones.

Aunque parecen animales inofensivos, algunos caracoles cono que viven en los fondos marinos poseen un potente veneno que podría matar a una persona en pocos minutos. Cuando detectan una presa (casi siempre un pequeño pez), extienden un largo apéndice llamado pobróscide, que tiene un diente puntiagudo en el extremo, a modo de aguijón. Al clavarlo en la sorprendida víctima inyecta un potente veneno que acaba con ella en cuestión de segundos:

Un veneno mortal podría ayudar a tratar el cáncer

Qué es CRISPR, el corta pega genético que cura enfermedades

Como curiosidad, este mismo veneno se usa en la segunda película de Jurassic Park para paralizar a los dinosaurios. 

La bioquímica Frank Marí y su equipo utilizan un compuesto del veneno de caracol cono llamado conotoxina para anular ciertos receptores de las células, que producen inflamación. Esta conotoxina tiene aplicaciones en el tratamiento del cáncer, la tuberculosis, y el Parkinson.

Además una enzima del veneno puede utilizarse para romper las paredes celulares e insertar medicamentos directamente en el interior de las células.

Son solo algunas de las aplicaciones del veneno del caracol cono, que sirve para demostrar por qué debemos proteger a todas costa las especies animales. Quizá en una de esas especies a punto de extinguirse se esconda un remedio contra el cáncer o un antibiótico que nos proteja contra una gripe mortal.

[Fuente: Science Alert]

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud, cáncer