Skip to main content

Se está viviendo el peor deshielo previsto

hielo artico

Depositphotos

15/09/2020 - 07:11

Las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, las cuales contienen suficiente agua congelada para elevar los océanos a 65 metros, están rastreando los peores escenarios contemplados por la ONU para el aumento del nivel del mar.

Los glaciares continúan descongelándose a pasos agigantados y cumpliendo los peores pronósticos científicos: en 2050 podría haber 1.000 millones de afectados por la subida del nivel del mar, mientras que cientos de especies podrían perder su hábitat natural, como los osos polares.

Nuevos datos confirman fallos en los modelos actuales de cambio climático y confirman que nos encontramos siguiendo la evolución del peor de los pronósticos: la pérdida de masa de 2007 a 2017 en Groenlandia y la Antártida debido al derretimiento del agua y al desmoronamiento del hielo se alineó casi perfectamente con los pronósticos más extremos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC).

La previsión del IPCC prevé que las dos capas de hielo sumarán 40 centímetros a los océanos globales. para 2100, según los datos publicados en Nature Climate Change. El incremento tendría un impacto devastador: inundaciones graves, millones de refugiados climáticos, desaparición de las zonas costeras y mayor poder destructivo de las marejadas ciclónicas, entre otras consecuencias.

Los números multiplican por tres el pronóstico medio del último Informe de Evaluación importante del IPCC de 2014, el cual predice un aumento de 70 centímetros en el nivel del mar de todas las fuentes, incluidos los glaciares de montaña y la expansión del agua del océano a medida que se calienta. Otro informe del año pasado sobre las regiones heladas del planeta continuó las mismas proyecciones para Groenlandia a finales del presente siglo. Sin embargo, la realidad es peor y el ritmo de deshielo, más acelerado que esos modelos. 

"Necesitamos idear un nuevo escenario en el peor de los casos para las capas de hielo porque ya se están derritiendo a un ritmo similar al actual", dijo el autor principal Thomas Slater, investigador del Centro de Observación y Modelado Polar en el Universidad de Leeds, a la Agencia France Press. Es clave contar con proyecciones del aumento del nivel del mar detalladas y precisas para que los gobiernos puedan elaborar políticas climáticas adecuadas y estrategias de mitigación del calentamiento global.

Las pérdidas de la capa de hielo en el extremo superior de los pronósticos del IPCC expondrían por sí mismas a unos 50 millones de personas a inundaciones costeras anuales en todo el mundo a mediados de siglo, según otra investigación publicada el año pasado. Se estima que el aumento total del nivel del mar de al menos un metro probablemente requeriría gastar más de 70.000 millones al año en diques y otras defensas contra inundaciones.

¿Por qué las proyecciones de la ONU para el deshielo y el nivel del mar se han quedado cortas?

Desde Science Alert explican que los modelos de capas de hielo describen bien el impacto a largo plazo del calentamiento global gradual, que ha provocado un aumento de las temperaturas en los polos mucho más rápido que en el planeta en su conjunto. Sin embargo, no han considerado las fluctuaciones a corto plazo en los patrones climáticos que, a su vez, están profundamente influenciados por el cambio climático en sí.

Sin ir más lejos, en Groelandia el deshielo está siendo impulsado por eventos como olas de calor que derriten la superficie y que no se capturaron en las simulaciones AR5. Hasta principios del siglo XXI, las capas de hielo de la Antártida Occidental y Groenlandia generalmente acumulaban tanta masa como desprendían. La escorrentía fue compensada por nevadas frescas, pero este equilibrio ha sido alterado por el ritmo creciente del calentamiento global.

De hecho, en 2019, Groenlandia perdió un récord de 532 mil millones de toneladas de hielo, el equivalente a seis piscinas olímpicas de agua fría y dulce que fluyen hacia el Atlántico cada segundo. Dicha escorrentía representó el 40% del aumento del nivel del mar en todo el año pasado.

En otro estudio publicado a principios de este mes en The Cryosphere, una revista de la Unión Europea de Geociencias, Slater y sus colegas calcularon que las masas de hielo de la Tierra, incluidos los glaciares de montaña, la capa de hielo del Ártico y ambas capas de hielo, perdieron casi 28 billones de toneladas de masa entre 1994 y 2017. Menos de la mitad de esa cantidad contribuyó al aumento del nivel del mar, ya que la capa de hielo del Ártico se forma en el océano. En el período mencionado, la tasa de pérdida de hielo ha aumentado casi un 60%.

Una nueva generación de modelos climáticos que refleja mejor cómo interactúan las capas de hielo, los océanos y la atmósfera respaldará el próximo informe importante del IPCC, cuya publicación verá la luz el año que viene.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.