Skip to main content

5 averías muy habituales en los coches diésel

Taller

Enrique León

24/01/2020 - 20:45

Un coche diésel puede ser nuestro mejor aliado si recorremos largas distancias, aunque en algunas ocasiones puede convertirse en nuestra peor pesadilla. Para evitar ciertos gases contaminantes, estos motores cuentan con diferentes sistemas que en más de una ocasión nos traen de cabeza. Además, hay otros elementos que pueden averiarse y estropearnos el día, o el mes. Estas son las 5 averías más frecuentes en un coche diésel.

Problemas con la válvula EGR

Averías coches diésel

Dichosa pieza. La válvula EGR es un elemento que suele dar problemas en los coches diésel. Se trata de una válvula que recircula los gases de escape y vuelve a introducirlos en el cilindro para quemar partículas de combustible que no hayan sido quemadas. Con ello, se reducen las emisiones contaminantes totales. El problema es que estos gases están llenos de cenizas y grasas, y con el tiempo pueden taponar la pieza. Y no solo la misma, también el circuito de admisión.

Problemas con el filtro de antipartículas

Averías coches diésel

Dichosa pieza. Y es que, el filtro de antipartículas también es muy mencionado en los talleres si hablamos de coches diésel. Su trabajo, en esta ocasión, es atrapar las partículas cancerígenas que emiten estos motores y quemarlas para que no lleguen a ser expulsadas por el tubo de escape. Su avería está motivada por la falta de ciclos completos en su trabajo, provocado por una excesiva conducción en entornos urbanos.

Problemas con los inyectores

Averías coches diésel

Estos elementos suelen dar fallos debido a la mala calidad del combustible. Si echamos diésel de poca calidad podemos acelerar el desgaste de sus piezas internas, provocando que dejen de pulverizar el combustible adecuadamente. Si el combustible no cuenta con un poder lubricante correcto esto provocará desgaste tanto en el interior del inyector como en los orificios de las toberas.

AdBlue

Averías coches diésel

Los nuevos sistemas AdBlue reducen las emisiones NOx pero obligan a los ingenieros a montar un nuevo sistema con diferentes piezas que pueden fallar. En este sistema encontramos un aforador que mide el nivel de AdBlue en el depósito, unidad de control, depósito de AdBlue, inyector de AdBlue en el escape, catalizador especial, tubería y cableado. Si nos despistamos podemos encontrarnos con una avería en este sistema.

Turbo

Averías coches diésel

La avería en el turbo está también entre las más frecuentes en los coches diésel. La clave es evitar el desgaste prematuro del sistema, respetando la temperatura del motor y exigir potencia solo cuando la mecánica haya alcanzado su temperatura óptima. Si notas que el coche consume aceite o que sale humo azulado por el escape puede que el turbo tenga problemas.

Este artículo fue publicado en Autobild por Enrique León.