Logo Computerhoy.com

Coches concepto extraños que seguramente nunca comprarías

Foto del redactor Rodrigo García Vita

Rodrigo García Vita

Redactor

Toyota Celica Cruising.
Foto del redactor Rodrigo García Vita

Rodrigo García Vita

Redactor

Los conceptos de coches son... Un mundo. Un mundo de pesadilla, en muchos casos. Te presentamos los 10 más extraños que quizá no conozcas o no quieras conocer.

01. Buick Signia (1998)

Buick Signia.
Buick Signia.

Buick ha hecho buenos coches estilo muscle-car, pero lo de este Signia no fue precisamente un acierto. Se presentó en la feria de Detroit de 1998. Un exterior feo, con un interior estilo art decó aún peor.

Hasta el suelo de la parte de atrás se deslizaba fuera para meter el equipaje al maletero. Buen movimiento de ingeniería, porque así tardabas menos en meterte al coche, lejos de los ojos extraños que te iban a relacionar con este pintoresco vehículo.

02. Plymouth Voyager III (1990)

Plymouth Voyager III
Plymouth Voyager III

Si un utilitario hubiese tenido un hijo con un monovolumen, habría salido algo así. Una apuesta arriesgada de Plymouth por el espacio, aunque no terminó de cuajar.

Existiendo furgonetas o autocaravanas, ¿Quién va a comprar algo así? El tipo que debió hacer esa pregunta debía estar tomándose un café, porque se habrían ahorrado un valioso esfuerzo en la compañía norteamericana.

03. BMW E1 (1991)

BMW E1.
BMW E1.

Como propietario y admirador de la marca de la M, cuesta escribir estas líneas. Dando un voto a favor de este BMW E1, estaba adelantado a su tiempo. Tenía una batería de sulfato de sodio de 19 kWh que ofrecía una autonomía de casi 250 kilómetros.

Pero el universo quiso equilibrar las cosas (suena un poco a Marvel, pero sí), y el prototipo se incendió durante un transporte, quemando parte de un edificio cercano. En fin, cosas que pasan.

04. Chrysler Atlántico (1995)

Chrysler Atlántico.
Chrysler Atlántico.

A ver, paremos las rotativas. Este no es precisamente feo. Es decir, no es una maravilla, pero es una interpretación interesante de los bólidos de los años 30, estilo Bugatti Atlantique (que de ahí se dice que viene el nombre).

Bueno, no termino de salir bien la jugada y jamás salió al mercado. Tenía un hueco en un museo de Chrysler en Michigan, pero cerró en 2016 así que nos quedamos sin el Atlántico.

05. Citroën Berlingo Berline Bulle (1996)

Citroen Berlingo Berline Bulle.
Citroen Berlingo Berline Bulle.

Mucha B en el nombre. Letra B de 'basta ya, Citroën'. Eso debieron pensar en el Salón del Automóvil de París de 1996 al ver este coche.

El techo es extraño, las puertas, la luna trasera... Hay algo en el coche, por no decir todo, que no acaba de cuadrar. Pero nunca entró en producción, así que todo el mundo contento.

06. Honda Fuya-jo (1999)

Honda Fuya-jo.
Honda Fuya-jo.

Apareció en el Salón del Automóvil de Tokio en 1999. Es decir, que mientras Honda tenía a los mejores trabajando en el Honda Civic EK9 Type R, otros se dedicaron a diseñar esto. Su nombre significa "ciudad sin dormir".

Del susto, suponemos. La idea era atraer a jóvenes fiesteros para que siguieran dentro con la música, las bebidas y demás. En fin, los de las buenas ideas estaban en el piso donde se desarrollaba el Civic, desde luego.

07. Toyota Celica Cruising (1999)

Toyota Celica Cruising.
Toyota Celica Cruising.

Toyota modificó su Celica para convertirlo en una pick-up con alerón. Un estilo que no, no convence. Pero es que colocar unos reposacabezas en el alerón era el colmo de la aerodinámica.

Y no solo no se conformaron con esto, si no que se presentó el concept con un remolque a juego del que es mejor que no veáis fotos si queréis dormir.

08. Mercedes 190E Stadtwagen (1981)

Mercedes 190E Stadtwagen.
Mercedes 190E Stadtwagen.

Pues a este automóvil se le respeta. Sí, porque los Clase A nacieron de él, así que todos sus pecados de diseño quedan perdonados. Stadtwagen se traduce como "coche urbano". En Mercedes metieron radial a uno de sus 190E de prueba a ver si lo podían hacer más pequeño.

Y bueno, salió esto. No fue la mejor decisión de la historia, desde luego. Querían llenar un hueco de mercado por debajo del 190E, pero esa gente seguro que prefería ir andando a sus destinos, la verdad.

09. Volkswagen Futura (1989)

Volkswagen Futura.
Volkswagen Futura.

Las alas de gaviota eran elegantes en un Mercedes 300SL, pero no aquí. El híbrido nave espacial - coche - vehículo conceptual Volkswagen de cinco plazas... No iba a funcionar. Estaba claro.

Y esas lunas iban a ser un quebradero de cabeza para más de un taller si se rompían. Se presentó en el Salón del Automóvil de Franckfurt en 1989, y así debían verse los coches del 2000. Menos mal que no acertaron.

10. Porsche C88 (1994)

Porsche C88.
Porsche C88.

Este fue un prototipo construido por la mismísima Porsche para el mercado chino. Se presentó en el Salón del Automóvil de Pekín de 1994, después de que el gobierno chino pidiera a las empresas sugerir automóviles que quisieran construir en la región.

En fin. Ahora el C88 se encuentra en el museo de Porsche en Stuttgart, en la esquina más alejada, seguramente al lado de la puerta de los baños. Y cuanto menos os acerquéis, mejor.

Y sí, seguro que hay muchos más concepts descarriados, pero con 10 todos vamos bien. Lo justo para reírse un poco, no irse a la cama horrorizados sin poder dormir y seguir apreciando a la industria de la automoción y sus marcas. Un error lo comete cualquiera, y estos coches al menos nunca llegaron a producirse. No como el Fiat Multipla. Mejor... Suficiente por hoy.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Rodrigo García Vita.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.