Skip to main content

El poder del marketing: ¿tiene sentido vender coches que corren a 500 Km/h?

Koenigsegg Jesko Cherry Red Edition

13/02/2020 - 18:14

Cuando vamos a comprar un coche, ya seas un currante que solo busca un vehículo urbano para ir a trabajar o un millonario que quieres darse el capricho de comprar un superdeportivo, hay una serie de factores que nos ayudan a decidir, sin tener en cuenta el precio. El diseño, la fiabilidad, el tipo de combustible, las funcionalidades, los extras... Pero también factores de rendimiento como la aceleración, el consumo... y la velocidad. Reconozcámoslo, nos gustan los coches que pueden circular a 250 o 300 Km/h, aunque sepamos que nunca vamos a alcanzar estos registros. Entonces, ¿qué sentido tiene comprar un coche que puede correr a 500 Km/h?

Es la pregunta que se hace el redactor Víctor Delgado, nuestro compañero de Auto Bild, con motivo de la presentación del Koenigsegg Mission 500, el nuevo superdeportivo de la marca escandinava que será el primer vehículo comercial en alcanzar los 500 Km/h. Van a presentarlo en el Salón de Ginebra 2020 que se celebrará el próximo 3 de marzo. El coronavirus solo es un problema para el MWC, por lo que parece...

El nuevo Koenigsegg Mission 500 será una versión modificada del Koenigsegg Jesko, una bestia presentada el año pasado, que alcanza los 480 Km/h:

Aunque aún no se han revelado las especificaciones del Koenigsegg Mission 500, según los expertos de Auto Bild podría estar equipado con un propulsor V8 de 5.0 litros que desarrollaría más de los 1.600 CV y 1.500 Nm que entrega el Jesko estándar. Sencilla brutal.

¿Por qué esta obsesión por los 500 Km/h?

En la mayoría de las carreteras solo se puede circular a 120 Km/h, y aunque existen super autopistas como la red Autobahn alemana en donde en ciertos tramos no hay límite de velocidad, por el tipo de trazado como mucho se puede circular a 300 o 320 Km/h. Incluso la gran mayoría de los circuitos profesionales no están preparados para volar a 500 Km/h.

¿Por qué quiere el Koenigsegg Mission 500 alcanzar este tope? Hace unos meses el Bugatti Chiron Super Sport 300+ consiguió superar las 300 millas por hora, situando el velocímetro en los 490 Km/h. Eso nos lleva al punto clave, que por otro lado casi todo el mundo ya habrá intuido desde el principio: es una simple cuestión de marketing y autobombo.

Las marcas intentar ir un poco más allá simplemente para lanzar el mensaje de que sus coches corren más que los de la competencia. Aunque, en la práctica, el comprador nunca va a alcanzar esos registros.

No es muy diferente a los coches de serie: la mayoría tienen una velocidad máxima de 200, 250 km/h, cuando en muy pocas ocasiones (o nunca) un conductor convencional va a circular en esos límites. Nos consolamos, y pagamos por la satisfacción de decir que nuestro coche puede, aunque nunca lo usemos...