Logo Computerhoy.com

Famosos que tienen prohibido de por vida volver a comprar un Ferrari

Un Ferrari en la calle

Es la marca de automovilismo más emblemática del mundo, el Cavallino Rampante, como le llaman en Italia. Ferrari es una compañía que presume de hacer arte sobre ruedas y su política de compras es realmente exclusiva: no vale solo con tener dinero.

Pese a lo que muchos creen, para comprar ciertos artículos no solo precisamos de dinero, sino también de estatus. Hay marcas tan exclusivas que no solamente son difíciles de acceder debido a su precio.

En el pasado vimos casos como el de los famosos del reality americano Jersey Shore, donde la marca de ropa Abercrombi pidió a los participantes que dejaran de llevar su ropa, ya que les baja el caché. Pues eso mismo también pasa en Ferrari, aunque con justificación diferente.

La marca del caballo negro encabritado es, de lejos, la marca más famosa y reconocida dentro del mundo del motor. Ferrari es sinónimo a caro, belleza, exclusividad, potencia, velocidad... el sueño de todo amante de los coches es conducir, alguna vez, un Ferrari.

Y, por suerte, esto es relativamente fácil. Lo difícil es tener el estatus suficiente como para poder comprar uno y tenerlo a tu nombre. Ahí Ferrari es muy exclusiva. ¿Tienes 10 millones de euros en el banco? Da igual, eso a Ferrari no le vale, necesitan conocerte y saber que tienes nivel suficiente.

Por este motivo, a lo largo de los años un montón de celebridades y famosos han perdido el derecho a comprarse un Ferrari, por muy ricos que estos sean. Aquí os dejamos, gracias a Business Insider, la lista negra de famosos que no pueden comprar un Ferrari:

Chris Harris

1º Chris Harris: El presentador e influencer automovilístico Chris Harris, conocido por participar en el programa ‘Top Gear’, tiene vetada la entrada a la casa Ferrari.

Su artículo Cómo gira Ferrari, en el que el periodista  dejó caer que los modelos estaban optimizados para lucir mejor en las pruebas de la revista, no sentó muy bien a la marca.

50 Cent

2º 50 Cent: El rapero, compositor y actor estadounidense, Curtis James Jackson, ha dado varios motivos a los de Maranello para que sea uno de los integrantes de su lista negra.

Sus declaraciones vía Instagram sobre uno de sus coches de la marca fueron algo inapropiadas debido a su falta de mantenimiento (el coche estaba destrozado), por no hablar de los vídeos en los que limpia su Ferrari con champán.

Justin Bieber

3º Justin Bieber: No es la primera vez que el cantautor canadiense protagoniza altercados relacionados con el alcohol, pero esta actitud irresponsable no tiene cabida en la casa Ferrari.

Unos años atrás, Justin Bieber condujo ebrio su Ferrari 458, olvidando dónde lo tenía aparcado y teniendo que buscarlo durante casi dos semanas. A esto se suma las múltiples modificaciones que ha hecho a otros modelos y que la marca considera vulgares para su imagen como marca de lujo.

Nicolas Cage

4º Nicolas Cage: Es difícil imaginar como uno de los grandes actores de Hollywood pueda tener problemas con los italianos, pero el tema económico es algo más delicado.

Nicolas Cage tuvo que vender su Ferrari Enzo para hacer frente a algunas de sus deudas personales, pero lo que realmente molestó a la marca es que lo hiciese por un precio inferior a su valor original.

Philipp Plein

5º Philipp Plein: En el historial de Ferrari, el controvertido diseñador no ha dado motivos para tener vetada la entrada a la casa italiana, pero prefieren tenerlo alejado de sus coches.

Y esto se deba a que se pasa el día presumiendo de su 812 Superfast para promocionarse. Esto no le gusta nada a Ferrari, que ha pedido en reiteradas ocasiones que deje de hacerlo.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.