Así es la doble cámara del HTC One M8 y todas sus funciones

analisis cámara htc one m8

Mucho se había hablado de la doble cámara del HTC One M8, pero no ha sido hasta su lanzamiento cuando hemos podido conocer cómo funciona exactamente.

Lo primero que hay que dejar claro es que no se trata de dos cámaras propiamente dichas. Lo que en realidad tenemos es una cámara principal encargada de realizar la captura de la imagen, y una secundaria cuya misión es la de recopilar todos los datos relativos a la profundidad de campo.

Es decir, calcula y almacena la distancia de la que se encuentran los diferentes objetos presentes en la imagen, lo que permite emular la visión estereoscópica del ojo humano.

Análisis en vídeo del HTC One M8

Para la cámara principal HTC ha optado por una línea muy continuista con respecto al HTC One, y ha dotado al One M8 de un sensor 1/3” retroiluminado BSI de 4,1 MPX con flash Dual Tone y óptica angular 28 mm f/2.0, que retoma el concepto de Ultrapíxel que ya pudimos ver en el One: píxeles más grandes de 2,0 micrómetros ­–hasta 3 veces más grandes que los de sus principales competidores– ­que le permite capturar hasta un 300% más de luz.

Ante este panorama la pregunta es clara ¿qué aporta la cámara secundaria?

En cuanto a funcionamiento o modo de uso, su presencia es absolutamente invisible. La cámara del HTC One M8 destaca por rapidez, tanto en el enfoque como a la hora de capturar las imágenes, por lo que el trabajo de la cámara secundaria no parece afectar en modo alguno. Es a la ahora de editar las fotografías realizadas cuando empezamos a conocer sus beneficios.

prueba cámara htc one m8

Con Ufocus, gracias a la información de profundidad de campo, es posible enfocar un objeto de la imagen después haber sido realizada la captura.

Otra posibilidad es la de destacar un objeto o personaje de la imagen añadiendo un efecto de boceto, desenfoque de zoom, dibujos animados o colorear, al resto de la instantánea, o añadir elementos como copos de nieve o hojas otoñales para crear una pequeño vídeo con efecto zoom.

 

 

 

Aunque personalmente, la opción que más ha llamado mi atención es la de poder crear una representación 3D. Un efecto muy logrado y bastante espectacular, que añade efecto de profundidad a las fotografías con sólo mover el teléfono.

El efecto 3D o Dimension Plus, así se llama, sólo es visible desde el propio terminal, aunque HTC ha prometido una apps que permitirá disfrutar de estas imágenes en cualquier smartphone Android.

Importante indicar que los efectos descritos sólo son aplicables a las imágenes tomadas con la cámara dual del HTC One M8, e incluso dentro de ellas existen algunas restricciones ya que no es posible aplicar los efectos en, por ejemplo, imágenes macro o en aquellas que hayan sido capturadas con zoom o flash.

prueba cámara htc one m8

Al margen de los efectos asociados a la cámara dual el HTC One M8 incorpora todo tipo de filtros, marcos, herramientas de edición de imagen –incluso cuenta con la función “cortar y pegar” que permite sacar a una persona de una imagen para introducirla en otra– y modos de captura automáticos y manuales –con los que controlar parámetros como el ISO, la compensación de la exposición, el balance de blancos o aplicar efectos en vivo–.

En cuanto al resto de opciones disponibles, incorpora un menú de acceso rápido a funciones como el vídeo 1080p con HDR, ZOE –con el que capturar vídeos de 3 segundos con 20 imágenes–, panorámicas de 360º o una herramienta específica para los conocidos selfies, que mejoran en calidad gracias a la nueva cámara frontal de 5 megapíxeles.

prueba cámara htc one m8

Aunque no dispone de un botón físico dedicado a la cámara es posible habilitar para ello los controles de volumen que, por cierto, también pueden transformarse en un improvisado zoom.

En las pruebas de campo la cámara de HTC One M8 destaca fundamentalmente por su rapidez, rango dinámico y su gran comportamiento con poca luz, aunque sigue pecando de los mismos defectos que su predecesor en cuanto a falta de definición y palidez de color en exteriores e interiores bien iluminados.

Incluso a tamaño proporcionado –las imágenes del HTC One M8 son formato 16:9– las diferencias de definición son ya apreciables, y se acrecentan a la hora de ampliar las imágenes ­incluso de forma leve. Comparando las imágenes con modelos de mayor resolución como el iPhone 5S, la menor definición es evidente.

Como ocurrió en su momento con el HTC One, el nuevo HTC One M8 mejora de forma sustancial la toma de imágenes con poca luz a costa de una menor definición cuando trabajamos en situaciones de luz óptima.

¿Qué es mejor? Eso es algo muy personal, en mi caso, tratándose de la cámara de un móvil y ateniéndome a al tipo de imágenes que suelo hacer con él, no me importa sacrificar resolución en favor de luminosidad.