Samsung Galaxy S4 se incendia y derrite al lado de su dueña

Samsung Galaxy S4 se incendia

Si echas la vista atrás, concretamente unos ocho meses, recordarás que a finales del año pasado Richard Wygand subió a Youtube un vídeo donde mostraba su Samsung Galaxy S4 totalmente quemado mientras, según la versión del joven, el terminal estaba enchufado a un cargador oficial de la marca coreana.

Tras tener constancia de la existencia de este vídeo, el departamento legal de Samsung se puso en contacto con Wygand prometiendo reemplazar el Samsung Galaxy S4, siempre que el usuario retirara el vídeo y se abstuviera de realizar más declaraciones al respecto, algo que no sentó muy bien al propietario del Galaxy S4 quemado.

Ahora, medio año después y según podemos ver a través de la cadena de TV KDFW, el incidente se ha vuelto a repetir, ya que un Samsung Galaxy S4 se ha incendiado y derretido al lado de su dueña mientras esta dormía.

Ariel Tolfree, adolescente del estado de Texas, se despertó con un fuerte ruido provocado por un Samsung Galaxy S4 que empezó a arder mientras dormía junto a él.

"Todo el teléfono está derretido" afirmaba el padre de Ariel a la cadena local de televisión KDFW . "El plástico, el cristal. Ni siquiera se puede decir si realmente se trataba de un teléfono."

Ariel, de 13 años, dijo que el teléfono se deslizó bajo de la almohada mientras esta durmiendo. De repente, un fuerte olor a quemado acompañado del fuerte ruido la despertó. En ese momento descubrió que el Samsung Galaxy S4 se había incendiado y derretido, haciendo un agujero a través de la almohada.

El padre de la joven, así como el resto de familiares, sospechan que la batería del teléfono se sobrecalentó, y se hinchó hasta incendiarse.

Un portavoz de Samsung ha declarado que el teléfono de Ariel tenía una batería de repuesto en lugar del componente original de Samsung. También señaló que sus productos son seguros.

Lo que es más, el manual de usuario del Samsung Galaxy S4 advierte que si se cubre un teléfono con ropa de cama puede restringir el flujo de aire, y causar un incendio o una explosión, pese a que algunos consumidores no son conscientes de este riesgo.

Samsung ha solicitado que Ariel envíe a la compañía los restos carbonizados del Galaxy S4 para la oportuna investigación, y así sustituir su teléfono y ropa de cama carbonizada.