Samsung sufre un robo masivo en Brasil

Samsung sufre un robo masivo en Brasil

Brasil, país de plena actualidad por la celebración del Mundial de Fútbol de 2014, vuelve a las portadas de todos los diarios, aunque en esta ocasión por motivos bien distintos a los deportivos.

Una de las plantas de fabricación de Samsung ha sido víctima de un robo masivo el pasado lunes, cuando un grupo de asaltantes  se hizo con más de 40.000 dispositivos de la marca.

Esto ha supuesto a Samsung unas pérdidas de alrededor de casi 40 millones de dólares.

Cerca de 20 hombres armados con diferente armamento invadieron la fábrica de la marca situada en Campinas, São Paulo; mientras sus más de 200 trabajadores se dedicaban a sus tareas habituales del día a día.

En medio del caos y la confusión provocada por el asalto a la fábrica de Samsung en Brasil, los delincuentes tuvieron tiempo de cargar siete camiones con numerosos dispositivos, incluyendo portátiles, tablets y smartphones.

Según la policía local, los asaltantes accedieron al centro disfrazados de personal de la fábrica durante el turno de noche, por lo que no levantaron ningún tipo de sospecha.

Algunos empleados fueron tomados como rehenes, mientras que el resto no contaba con la posibilidad de avisar a las autoridades, ya que los delincuentes se encargaron de retirar las baterías de todos los móviles de los trabajadores.

Según las declaraciones de la compañía, los asaltantes estuvieron dentro de la fábrica alrededor de 3 horas, y en ningún momento se usó la violencia con los trabajadores.

Quien sabe si este incidente se podría haber evitado de contar alguno de los empleados con una pistola de videojuego.

El robo está siendo investigado y la policía piensa que los ladrones podrían contar con contactos en el interior de la fábrica, ya que eran conscientes de en qué lugar del centro se encontraban los dispositivos de Samsung más valiosos.

"Estamos muy preocupados por este incidente. Afortunadamente, nadie resultó herido. Estamos cooperando plenamente con la investigación policial, y haremos todo lo posible para evitar que algo así vuelva a ocurrir", dijo Samsung en un comunicado emitido tras el robo sucedido en una de sus plantas de fabricación.