Skip to main content

Zona ESET: Tu espacio de ciberseguridad

Cortafuegos, herramienta imprescindible para proteger tu red

Cortafuegos, herramienta imprescindible para proteger tu red

12/12/2017 - 12:12

La seguridad informática no es algo que deba tomarse a la ligera y toda ayuda es poca para mantener la seguridad de la red de tu casa, de tus equipos y la integridad de tus datos. El cortafuegos o firewall es una valiosa herramienta en la protección para tu red ya que constituye la primera línea de defensa frente a un ataque a tu red local desde el exterior.

Desde su creación se utilizó el término "cortafuegos" para esta herramienta por su similitud en el concepto de uso con los sistemas de defensa, contención y aislamiento contra incendios, ya que ambos cumplen funciones similares en sus respectivos ámbitos.

¿Para qué sirve el cortafuegos?

Los cortafuegos informáticos son la primera línea de defensa para tu red e impiden el acceso o la salida de ella de determinados paquetes de datos que no cumplen con una serie de normas de seguridad previamente establecidas en la configuración del cortafuegos.

De ese modo, si recibes una petición de conexión sospechosa desde Internet, el cortafuegos puede bloquearla y evitar que entre en tu red o a alguno de los equipos que se encuentran conectados a ella.

Cortafuegos informáticos: Qué son y para qué sirven

Simplificando su función, el cortafuegos sería como una especie de conserje para tu red, que vigila quién entra y quién sale, permitiendo o bloqueando el paso a quien no cumple con sus políticas de seguridad.

Los firewalls o cortafuegos pueden ser por hardware o por software —que precisamente emula el comportamiento de los primeros—. Los más habituales son los cortafuegos por software que vienen integrados en las soluciones de seguridad informática.

El cortafuegos bloquea las conexiones entrantes y salientes de tu equipo

Control en ambas direcciones

El cortafuegos resulta muy efectivo para bloquear los posibles ataques que amenazan a tu red desde el exterior, y son un importante aliado para aislar y contener el malware de un equipo que ha sido infectado y evitar que se extienda por el resto de equipos de la red.

Como ya hemos comentado, el cortafuegos actúa como un conserje que vigila tanto los intentos de acceso, como las conexiones de salida de tu equipo, por lo que si un malware intenta conectar con su servidor remoto de mando y control para enviarle tus datos o para recibir nuevas instrucciones, también lo bloqueará dejándolo incomunicado y sin posibilidad de propagación.

El cortafuegos es una valiosa herramienta de seguridad

No obstante, el cortafuegos no es una herramienta que podamos considerar efectiva por sí sola, sino que cobra relevancia al integrarlo en un conjunto de herramientas de seguridad que, trabajando de forma conjunta y aportando sus capacidades, conformen un escudo de seguridad impenetrable para tu equipo.

Por ejemplo, un cortafuegos en solitario no es capaz de detener un ataque por malware, ya que los ciberdelincuentes conocen perfectamente cómo funcionan estas herramientas y utilizan toda clase de artimañas para camuflar el ataque en archivos adjuntos a correos que, en apariencia, son totalmente legítimos o a través de puertos habilitados sin que el cortafuegos advierta su presencia. Por ese motivo, un cortafuegos nunca podrá sustituir a un software de seguridad o antivirus, pero sí debe complementarlo para aumentar la eficiencia en la protección de la red.

Roban un banco porque usaba routers de segunda mano sin cortafuegos

Es importante combinar las cualidades de un cortafuegos efectivo y bien configurado, con un sistema antivirus dotado de detección heurística que monitorice todo cuanto sucede en tu equipo. De ese modo, será capaz de detectar patrones de comportamiento sospechoso y podrá comunicarse con el cortafuegos para bloquear y aislar esas probables amenazas incluso antes de que se activen y se conviertan en un serio problema de seguridad.

ESET, uno de los principales desarrolladores de soluciones de seguridad informática, integra un cortafuegos como parte del conjunto de herramientas de protección y seguridad para tu equipo en sus productos ESET Internet Security, ESET Multi-Device Security y ESET Smart Security Premium, garantizando la máxima protección en todos sus frentes y sumando la eficiencia del cortafuegos a otras herramientas como la detección de dispositivos conectados a la red para bloquear las conexiones a tu router de dispositivos no autorizados.

Esta integración de un cortafuegos con un sistema antivirus con amplia protección heurística y con monitorización de los protocolos HTTP, POP3 e IMAP, facilita la detección temprana de amenazas desde los vectores de ataque más habituales. Esta unión de fuerzas entre ambas herramientas de seguridad permite neutralizar las amenazas incluso antes de que se activen, evitando su propagación al resto de equipos de la red mediante el control de las conexiones salientes.

No sabes quién puede estar conectado a tu router, ¡protégelo!

Espera, ¿y tengo que aprender a configurarlo todo?

¿Verdad que por el simple hecho de conducir un coche no necesitas conocer hasta el último tornillo y componente que lo forma? Pues sucede exactamente lo mismo en los sistemas de seguridad y en los cortafuegos de ESET.

Si no quieres, no tienes que conocer con detalle todas y cada una de las conexiones entrantes y salientes que se llevan a cabo en tu equipo. Para eso existen los perfiles de configuración, en los que el cortafuegos de ESET puede dar un mayor control al usuario si utiliza los modos de uso avanzado o puede usar los modos automáticos, si lo único que quiere es que todo funcione y manteniendo protegido toda su red.

Computerhoy.com para ESET.

Ver ahora: