Eskimo, el malware de Steam que roba el dinero de tu cuenta

Eskimo, el malware de Steam que roba el dinero de tu cuenta

Si juegas a videojuegos en un ordenador PC o Mac, casi con toda seguridad tienes una cuenta de Steam. Es la plataforma de ocio más popular en ordenadores, pues centraliza la mayor parte de las descargas de videojuegos digitales. Incluso algunos títulos que se venden en caja, en las tiendas físicas, exigen instalar Steam.

Por otro lado, si juegas a videojuegos casi con toda seguridad has visitado alguna vez Twitch, la plataforma de vídeo en streaming que acaba de ser comprada por Amazon.

Twitch ofrece la posibilidad de retransmitir grabaciones de tus sesiones de juego en directo, así que muchos aficionados la utilizan para ver cómo es un juego antes de comprarlo, o cómo juegan los mejores jugadores, o para obtener pistas y consejos.

Si usas Steam y Twitch, debes tener especial cuidado con un malware llamado Eskimo, que se aprovecha de estas dos plataformas para tomar el control de tu cuenta de Steam, comprar artículos con el dinero de tu monedero, vender objetos a bajo precio, añadir nuevos amigos que no conoces, y otras acciones que pueden causar estragos en tu cuenta.

Tutorial: Cómo instalar Steam

Según explican en F-Secure, vía CinemaBlend, un malware llamado Eskimo circula por algunos vídeos de Twitch, a través de los canales de chat. Es una ventana publicitaria que contiene un concurso en donde puedes ganar objetos de Counter-Strike.

Para participar en el concurso debes introducir tu e-mail y nombre, así como dar permiso para supuestamente publicar tu nombre si resultas ganador. En realidad, con estas acciones lo que estás haciendo es introducir un código malicioso en tu ordenador, que toma el control de tu cuenta de Steam.

Eskimo es capaz de comprar objetos y otros artículos con el dinero que hay en tu monedero. Artículos que, por supuesto, pertenecen a los creadores del malware. También añade nuevos amigos a tu lista, vende tus objetos con descuentos de hasta el 35%, envía ofertas de intercambio, y las acepta. Vamos, que en cuestión de horas puede vaciar tu monedero y tu inventario de objetos y coleccionables que tanto te ha costado conseguir.

Quizá creas que hoy en día nadie es tan ingenuo como para dar su nombre y email, y ciertos permisos, a un concurso desconocido. Te sorprendería saber la gran cantidad de gente que cae en la trampa...