Microsoft aconseja desinstalar actualización de Windows 8.1

Microsoft aconseja desinstalar la última actualización de Windows 8.1 porque provoca la temida pantalla azul de la muerte.

Microsoft continúa sin tener suerte en todo lo relacionado con Windows 8.

Aunque la megaactualización Windows 8.1 tuvo lugar hace apenas unos meses, en las últimas semanas se ha venido rumoreando que Microsoft iba a lanzar otro importante update, catalogado como Windows 8.2, para preparar el sistema para el lanzamiento de la preview de Windows 9.

Sin embargo, hace unos días la compañía de Satya Nadella explicó que no tenían pensado hacer más updates masivos. Su intención era dividir la supuesta ampliación a Windows 8.2 en varios grupos de updates de menor tamaño.

El primero de ellos llegó la semana pasada, y al parecer, no está exento de problemas.

Según informan en Hot Hardware, tras dicha actualización, algunos usuarios han experimentado bloqueos y reinicios tras instalar el update.

Fallo actualización Windows 8.1

Microsoft ha estado investigando y, en efecto, ha detectado dichos problemas. Así que aconseja desinstalar determinados parches, hasta que los arreglen. Te explicamos cuáles son, y cómo hacerlo.

Windows 9 podría ser gratis o muy barato si tienes Windows 8.2

* Cómo desinstalar las actualizaciones de Windows 8.1

  • Pincha con el botón derecho en el Botón de Inicio (las cursivas denotan ironía) de Windows 8.1, y elige Programas y Características
  • En la esquina superior izquierda, selecciona la opción Ver actualizaciones Instaladas
  • Examina la lista para localizar los últimos parches de Windows que has instalado
  • Pincha en uno de ellos con el botón derecho y elige Desinstalar
  • Los que debes eliminar son: KB2982791, KB 2970228, KB2975719 y KB2975331

Si hasta ahora no has tenido problemas es posible que a tí no te afecten. No obstante, el más crítico es el update KB2982791, que es el que afecta al kernel de Windows, y por tanto el más propenso a producir los reinicios. Conviene desinstalar al menos ese.

Microsoft informará en el momento en el que vuelvan a estar disponibles todos los updates con los problemas solucionados.