Skip to main content

Así es Aitken, el nuevo superordenador de la NASA con un sistema de refrigeración pionero

aitken

26/08/2019 - 15:16

Durante el siglo XX, se consideraba que la NASA era uno de los lugares donde se encontraban los ordenadores más punteros del planeta. Sin embargo, en los últimos años se ha perdido parte de la magia por la exploración espacial y las supercomputadoras han pasado a formar parte del imaginario colectivo como usadas con el objetivo de espiar o por parte de grandes empresas tecnológicas.

Pero la NASA continúa con su intención de tener algunos de los mejores ordenadores y acaba de activar uno llamado Aitken, igual que un cráter situado en el lado oculto de la Luna.

Este ordenador se ha instalado en el Centro de Investigación Ames, situado en Silicon Valley, y tiene un diseño modular enfocado a que el gasto de energía y electricidad sea menor que el de sistemas similares.

Aitken cuenta con 1.150 nodos y 46.080 núcleos. Según la NASA, puede rendir a 3.69 petaflops y tiene almacenamiento para 221 TB. Los procesadores utilizados han sido Intel Xeon de segunda generación.

Uno de los aspectos más novedosos está en su sistema de refrigeración que conjuga aire exterior, ventiladores y sistemas de agua que fluyen en un proceso cíclico. Esperan poder aclimatar hasta los 16 módulos para los que existe espacio en el lugar. En un sistema similar que se utiliza para un prototipo de 2016, calculan que ahorran más de 3 millones de galones de agua por año.

Serán distintos los usos que tendrá esta supercomputadora a la que tendrán acceso hasta 1.500 científicos e ingenieros que harán cálculos para futuros vehículos, simulaciones de aterrizajes y un buen número de pruebas. 

Aitken ya está activo y ahora se irá ampliando a la par que se usa. Probablemente, pronto vendrán más superordenadores por parte de la NASA y, quién sabe si, nuevos viajes.